La Xunta apuesta por "dar oportunidades" a los jóvenes en prisión a través de módulos de reinserción como el de Teixeiro

Galicia Actual
Actualizado 19/05/2008 16:10:32 CET

Vicepresidencia avanza que iniciará contactos con Instituciones Penitenciarias para extender este programa a otras prisiones gallegas

TEIXEIRO-CURTIS (A CORUÑA), 19 May. (EUROPA PRESS) -

La Xunta de Galicia, a través de la Vicepresidencia de Igualdade e Benestar Social, y en colaboración con Instituciones Penitenciarias apuesta por "dar oportunidades" a los jóvenes que cumplen penas en prisión a través de módulos de reinserción como el que funciona ya en el Centro Penitenciario de Teixeiro, en Curtis (A Coruña).

Se trata de un "programa pionero", según Vicepresidencia, que permite trabajar con unos 27 reclusos de entre 18 y 30 años, para prepararlos y orientarlos en habilidades sociales y en la búsqueda de empleo de cara a su puesta en libertad. Este departamento pretende extender esta iniciativa a otros centros penitenciarios de Galicia en los próximos dos años, para lo que "iniciará conversaciones" con la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

En este contexto, el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, visitó mañana la prisión coruñesa para conocer el funcionamiento del Módulo Xove 'Nelson Mandela', el módulo 1. En el acto estuvo acompañado del director de la cárcel de Teixeiro, Antonio Vázquez, así como de la secretaria xeral de Benestar Social, María Xesús Lago, y el director xeral de Xuventude, Rubén Cela, entre otras autoridades.

Antes de visitar propiamente el Módulo 'Nelson Mandela', Quintana y el resto de autoridades dirigieron unas palabras a un grupo de más de medio centenar de internos reunidos en el salón de actos de la prisión, que les recibieron entre gritos y en un ambiente casi festivo. Los reclusos, en su mayoría chicos, se mostraron encantados con la visita y con la presencia de medios de comunicación, en especial, de los fotógrafos y los cámaras de televisión.

PREPARACIÓN PARA LA LIBERTAD

En el acto, el director de la prisión de Teixeiro explicó que el Módulo 'Nelson Mandela' funciona desde principios de 2007, concebido como "un programa educativo y de reinserción integral" de jóvenes internos menores de 30 años que voluntariamente se suman a él, tras un año de comportamiento normalizado y cuando les falta en torno a año y medio para la libertad condicional.

Esta iniciativa pretende "prepararles para la vida en libertad", añadió Antonio Vázquez, que concretó que se hace a través de una "asistencia diaria" con talleres psicosociales, programas educativos, deportivos, de salud y de orientación sociolaboral, así como a través de la 'Ciberaula La Caixa', en la que se ofrece formación en informática.

El director de la prisión de Teixeiro agradeció la colaboración en esta iniciativa del Instituto de la Juventud, de Instituciones Penitenciarias, de La Caixa y, asimismo, resaltó que Vicepresidencia propicia la contratación de tres personas para impartir los talleres y al compra de diverso material.

"APUESTA" POR LOS JÓVENES

Según dijo, este módulo es "una apuesta" por los jóvenes privados de la libertad en Teixeiro, ya que se pretende que sirva "para que puedan salir en mejores condiciones" y lograr "una integración no traumática".

En esa idea también incidió la secretaria xeral de Benestar Social, María Xesús Lago, quien señaló que el Módulo 'Nelson Mandela' es "la esencia misma de los servicios sociales" porque supone "ofrecer oportunidades de integración". Recordó que el II Plan Galego de Inclusión Social recoge la ejecución de acciones en favor de la integración social y laboral de los reclusos jóvenes, lo que relacionó con la iniciativa pionera del módulo de Teixeiro.

Por su parte, Anxo Quintana admitió que "las instituciones penitenciarias no dependen de la Xunta", pero justificó que "todo lo que esté en Galicia es de su responsabilidad". Por ello, resaltó incitativas como el módulo de Teixeiro, ya que defendió "poner medidas" para que las personas privadas de la libertad, al acabar esa etapa de su vida, "tomen otra dirección".

Quintana, quien terminó su intervención con un grito de "¡viva la libertad!", animó a los jóvenes reclusos para que se formen y se inserten sociolaboralmente desde la perspectiva de que la cárcel es una etapa de vida que responde "al pasado" y que el participar en programas de reinserción permite "soñar en un futuro mejor y en libertad".

EXPERIENCIAS DE RECLUSOS

Tras el acto algunos reclusos quisieron atender a los medios de comunicación y explicar su experiencia, como David Balsa, de 21 años y que espera salir de prisión en un par de años, que se mostró contento con poder participar en el programa de reinserción y de orientación laboral. Admitió que el tiempo "pasa mejor" participando en estas acciones formativas, al tiempo que reconoció que "la mayor parte de los internos" aceptan este tipo de programas, aunque dijo que hay otros que no.

En este caso se encuentra Luca Montone, un recluso italiano de 21 años, que reconoció que debe cumplir su condena en prisión, aunque espera poder hacerlo pronto en su propio en su país. Según dijo, él preferiría no estar en el módulo 'Nelson Mandela' porque hay "muchos menores" y "le gusta más estar con la gente más mayor, que es más seria".

Por otra parte, el ghanés Samuel Cofee, explicó que en su caso está en otro módulo, el 5, pero también participa en cursos de informática y talleres de oficios con el interés de que, cuando salga de la cárcel en unos seis meses, "poder empezar otra vida nueva, honradamente".