Acepta cuatro años y medio de prisión por provocar al menos 11 incendios en Cerceda (A Coruña)

Contador
Publicado 10/04/2018 12:35:24CET

   A CORUÑA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La vecina de Cerceda (A Coruña) acusada de prender fuegos ha aceptado una condena de cuatro años y medio de prisión por un delito continuado de incendio forestal al provocar al menos 11 con mecheros, papeles y velas aromáticas.

   El juicio ha tenido lugar este martes en la Audiencia Provincial de A Coruña, tras llegar las partes a un acuerdo de conformidad, por lo que los hasta 16 años que solicitaba inicialmente la Fiscalía han sido rebajados a cuatro años y medio de cárcel.

   Inicialmente el Ministerio Público pedía para la acusada una pena de 16 años de prisión al considerarla responsable de un delito continuado de incendio forestal con peligro para la integridad física de las personas. En caso de no considerarse acreditado el riesgo para las personas, reclamaba que fuese condenada a seis años de cárcel.

   Los hechos se remontan al verano de 2016, cuando, según recoge el escrito de acusación de Fiscalía, el término municipal de Cerceda registró una serie de incendios forestales que afectaban a un radio de aproximadamente tres kilómetros y que "se producían siempre en las mismas franjas horarias", bien a primera hora de la mañana o de la tarde.

AL MENOS 11 FUEGOS

   La Guardia Civil centró desde el primer momento sus sospechas en una vecina de la zona, M.C.G.G, que realizaba diariamente desplazamientos por esta área para llevar a su marido al trabajo, en una gasolinera, donde alternaba la jornada de mañana con la de tarde. Los investigadores detectaron que el origen de los fuegos coincidía con estos desplazamientos.

   En el escrito de la Fiscalía se detallan varios fuegos que, según indica, se ha "constatado" que produjo la acusada, valiéndose para ello de su vehículo y de mecheros, velas y papel que llevaba en su coche.

   En concreto, indica dos focos de pequeño tamaño originados en la zona de Portofranco el día 12 de agosto de 2016. A continuación, el mismo día, Fiscalía considera probado que la mujer se desplazó hasta las proximidades de una nave propiedad del Ayuntamiento de Cerceda y dejó una vela encendida en un pinar cercano.

   Finalmente, el Ministerio Fiscal narra que la acusada se desplazó después hasta la Villa Deportiva Fernando González Laxe, donde "plantó fuego" en seis parcelas utilizando el sistema de las velas aromáticas para "retardar la propagación" de las llamas y que pudiera "alejarse" de la zona.

RIESGO EXTREMO

   Estos fuegos forestales quemaron casi 5.000 metros cuadrados de arbolado y fue necesaria la actuación de servicios de extinción de la Xunta de Galicia.

   Además, durante esos días, recuerda el escrito de Fiscalía, hubo en Cerceda temperaturas máximas que llegaron hasta los 33 grados y una humedad por debajo del 30%, así como fuertes vientos, por lo que la zona presentaba "un riesgo de incendios extremo", circunstancia que fue "aprovechada" por la vecina ya condenada.