Alcaldes encuentran "muchos problemas" para limpiar franjas de seguridad por falta de medios y personal

Alcalde de Soutomaior, Agustín Reguera
CAPTURA
Publicado 26/03/2018 14:13:28CET

   El regidor de Ribeira propone un sistema "similar" al de las policías locales para la dotación de brigadas municipales

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Diferentes alcaldes de municipios que padecieron la ola de incendios de octubre han expuesto que encuentra "muchos problemas" para actuar en franjas de seguridad contra el fuego por falta de medios y personal.

   A lo largo de esta mañana de lunes, han comparecido en la comisión de incendios los regidores de Soutomaior (PP), Nigrán (PSOE) y Ribeira (PP), que han coincidido en las "complicaciones" para la limpieza de estas franjas secundarias --aquellas situadas en las inmediaciones de viviendas e inmuebles--.

   En este sentido, el alcalde de Soutomaior, Agustín Reguera (PP), ha apuntado que en la limpieza de las franjas y fincas existen "muchos problemas" de personal y medios en los ayuntamientos pequeños y medianos "para poder hacer frente" a todos estos expedientes "farragosos" y "lentos".

   Sobre este extremo, Reguera indica que "es agotador" conocer "de quién" es un terreno, si su dueño "ya murió" o "cuántos herederos hay". Hasta ahora "es muy complicado poder acceder a una propiedad", pero espera que "las nuevas herramientas y mecanismos" que ofrece la ley de acompañamiento a los presupuestos de la Xunta sean de "ayuda".

   Sin embargo, el regidor de Soutomaior deja claro que "lo que mejor está funcionando es el boca a boca" para informar a los vecinos de las medidas de limpieza a realizar, "más que el expediente administrativo".

AYUDAS DE OTRAS ADMINISTRACIONES

   En esta línea, el regidor de Ribeira, el también popular Manuel Ruiz Rivas, ha coincidido en las "dificultades" para que "muchas" de estas actuaciones se puedan "llevar a la práctica", pero valora los avances de la Xunta en la ley de acompañamiento, pues aportan "mayor seguridad jurídica" y ya tienen resultados "positivos".

   "De todas formas no puede tapar la realidad", avisa Ruiz Rivas, ya que esa serie de medidas se irán "implementando con el paso del tiempo", aunque a día de hoy "todavía" es "muy difícil cumplirlas" para muchos ayuntamientos, principalmente los más pequeños. De este modo, afirma que se "necesita ayuda de otras administraciones", porque "es muy dificultoso".

   Por su parte, el alcalde de Nigrán, Juan González (PSOE), ha coincidido en que es "complicado" realizar "toda" la limpieza de esta masa vegetal, y también cree que con el cambio de la ley "va a ser más fácil" entrar en propiedades. No obstante, sostiene que, aunque "todas las fincas" del municipio estuviesen limpias el pasado octubre "el monte seguiría igual de quemado" por su virulencia.

   Durante esta sesión --que proseguirá por la tarde con más alcaldes--, los dos regidores populares ha concordado en su reclamación de que la implicación de las diputaciones debe ser mayor en su apoyo a medidas contra el fuego.

   El regidor socialista de Nigrán ha dicho que él está "encantado" de "todo el mundo que ponga ayudas", pero valora que en el municipio se va a crear un parque forestal en los montes quemados de Camos y Chandbrito, y se hará "con la ayuda" de la Diputación de Pontevedra.

BRIGADAS MUNICIPALES

   Sobre el papel de las brigadas municipales, el alcalde de Ribeira ha realizado una propuesta para establecer un sistema de contratación "similar" al de las policías locales, de forma que aquellos municipios que lo soliciten puedan delegar en la Xunta la posibilidad de establecer un examen único para su conformación.

   Y es que Ruiz Rivas llama la atención sobre las "dificultades" para determinados municipios de poder tener lista su brigada municipal al comienzo de la época estival.

   Ante la "complicación administrativa" para la contratación, que es "muy diferente" entre ayuntamientos en función de su capacidad, el regidor de Ribeira juzga que administraciones como la autonómica o las diputaciones "tiene que poner" a disposición de los ayuntamientos más pequeños "garantías" para ponerlas en marcha.

   Además, el alcalde de Soutomaior aprecia que las brigadas municipales tienen aspectos positivos como que "conocen bien el terreno sobre el que se mueven", pero "la verdad es que no están tan formados como son los profesionales".

   El alcalde de Nigrán explica que en su municipio no cuentan con brigada municipal, pero opina que aunque existiese en la ola de incendios, debido a su incidencia "tampoco iban a apagar los fuegos de Nigrán".

POSIBILIDAD DE RECALIFICACIÓN EN RIBEIRA

   Asimismo, el alcalde de Ribeira ha abierto el debate de si la prohibición de recalificación urbanística de terrenos debe afectar a todos los casos de incendio, pues pide que "no se castigue de la misma forma a quien la paga, los municipios", que a "quien incendia".

   Aquí, pone como ejemplo que el Ayuntamiento de Ribeira tenía previstos unos terrenos para hacer un polígono industrial, pero se vieron afectados en un 10% por el fuego, por lo que "obligan al ayuntamiento a hacer una auténtica machada en el territorio" y buscar otras dos zonas próximas a un parque natural.

   Por ello, Manuel Ruiz Rivas reclama que "no se pueda perjudicar de forma doble o triple a un ayuntamiento" que sufra un fuego.

"CERO AYUDA EXTERIOR" EN NIGRÁN

   En su relato de lo ocurrido en octubre, el alcalde Nigrán ha narrado que "el fuego volaba a velocidades inmensas" en este municipio, "de eucalipto a eucalipto", desde su inicio en la parroquia más al sur, la de Parada, al resto.

   A renglón seguido, ha remarcado que en la ola de fuego se vivieron "situaciones muy críticas, con muchísimas desesperación", y recuerda que hubo dos fallecidos, tras quedar atrapados en un vehículo cuando formaban parte de una "caravana de coches" puesta en marcha por agentes de la policía, que "lo decidieron porque consideraron que era lo mejor".

   Todo ello, "con cero ayuda exterior" durante "las 20 horas" que duraron los incendios, pues "todo lo hicieron allí los vecinos", con un "esfuerzo sobrehumano", más allá de "alguna colaboración" de policías y los GES.

   A este respecto, se queja que por parte de Emerxencias le informaron de que la UME iba para Nigrán durante la ola de fuego, pero "la UME aún no llegó hoy".

EL FUEGO AVANZÓ COMO "UN RAYO IMPARABLE" EN SOUTOMAIOR

   El alcalde de Soutomaior, Agustín Reguera (PP), ha destacado que en la ola de fuegos ardieron 923 hectáreas, el 40% de las 2.500 existentes en el ayuntamiento, una "barbaridad".

   Explica que a las 7,00 horas del día 15 la Axencia Galega de Emerxencias (Axega) le informaba de que un incendio entraba en el ayuntamiento procedente de Pazos de Borbén, que avanzaba a "ritmo lento" hasta que sobre las 18,30 horas "todo se volvió absolutamente imposible", pues evolucionó "como un rayo imparable debido al fuerte viento que se levantó a esa hora".

   De este modo, "arrasó absolutamente con todo lo que se encontró" a una velocidad "alucinante" hasta seguir su camino al municipio colindante de Ponte Caldelas.

    "Uno de los peores momentos de mi vida política", ha resumido el alcalde de Soutomaior ante "la impotencia terrible" de "no poder hacer nada cuando ves peligrar la vida de las personas" y sus viviendas.

   Asimismo, ha cifrado en 42.000 euros los daños en el municipio en cuestiones como alumbrado o contenedores. Indica que existe el "compromiso" de la Xunta para abonar el 50% de esos gastos y espera que la Diputación de Pontevedra "pague el otro 50%".