El Ayuntamiento de Cotobade contrata "por emergencia" la reposición de servicios afectados por el fuego

Incendio de Cotobade (Pontevedra)
EUROPA PRESS
Actualizado 10/08/2016 17:56:05 CET

Las motobombas refrescan las zonas afectadas y de momento el fuego "no se está reproduciendo", según el alcalde

PONTEVEDRA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El gobierno local de Cotobade (Pontevedra) ha procedido este miércoles a formalizar "por la vía de emergencia" la contratación de obras para reponer los bienes públicos afectados por el incendio forestal que se declaró el pasado lunes. Es el caso del alumbrado, ha explicado el alcalde, Jorge Cubela, en declaraciones a Europa Press.

Por parte del ayuntamiento de Cotobade también se ha contactado tanto con Fenosa como con Telefónica para que reponer el cableado dañado por las llamas.

Aunque los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se han retirado de la zona y se ha desactivado el nivel de alerta 2, los medios municipales y autonómicos siguen "controlando" el incendio con motobombas "para refrescar". Por el momento, el fuego "no se está reproduciendo", ha asegurado el regidor municipal.

Cubela, que ha visitado las zonas afectadas con representantes de las comunidades de montes, confía en que a partir del jueves se puedan organizar encuentros a distintos niveles para evaluar los daños. Según datos de la Consellería de Medio Rural, la superficie quemada alcanza las 365 hectáreas.

VILANOVA

Entre los lugares más afectados por las llamas, como Tenorio, Almofrei y Vilanova, en este último la Comunidad de Montes ha agradecido la "buenísima" actuación de los medios de extinción.

Si bien en un primer momento el avance del fuego amenazaba una zona de monte comunal en la que "hay mucho dinero invertido", el presidente de la Comunidad de Montes de Vilanova, Antonio Castro, ha señalado que "se ha librado" del incendio. En cambio, son numerosas las propiedades privadas en las que ha quedado "todo quemado".

"Hace diez años esto fue una catástrofe", ha precisado Castro, en alusión a la ola de incendios del verano de 2006. "Como los pinos eran bastante grandes", ha explicado el presidente de los comuneros al referirse a la zona quemada, "rebrotó pino nuevo con los propios piñones".

Entonces, las subvenciones de la Xunta permitieron reforestar el 100% del monte calcinado, que se repobló con especies frondosas y pino, "nada de eucalipto", según ha añadido.

"Pero si nos volviera a arder, ya no nacería nada porque los pinos todavía son muy pequeños", ha advertido Antonio Castro, de ahí que haya agradecido la "preocupación" de la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, que la pasada jornada volvió a acudir hasta Vilanova para hacer un seguimiento de las tareas de extinción.

Por otra parte, el presidente de la Mancomunidad de Montes de Cotobade, José Portela, ha expresado su temor a que las llamas se reaviven porque en Cotobade "hace muchísimo viento, igual que en invierno", ha alertado.

Portela se ha puesto en contacto con el alcalde de Cotobade por si fuese necesario, como ocurrió en la anterior ola de incendios, organizar grupos de voluntarios en las parroquias para colaborar en las faenas de extinción. El presidente de la Mancomunidad tampoco descarta que las comunidades de montes que conforman esta entidad se reúnan estos días para evaluar los daños.