CC.OO. denuncia que hay 1.500 "falsos autónomos" en mataderos gallegos a través de Servicarne

Rueda de prensa de CC.OO. Sobre Servicarne
CC.OO.
Publicado 21/03/2018 14:08:39CET

   Alerta de las peores condiciones laborales de estos trabajadores de los que se aprovechan empresas cárnicas en Ourense, Pontevedra y Lugo

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Comisiones Obreras (CC.OO.) ha denunciado que hay 1.500 "falsos autónomos" en mataderos gallegos a través de la "fraudulenta" cooperativa catalana Servicarne.

   CC.OO. ha presentado una denuncia ante Inspección de Trabajo a nivel estatal contra falsas cooperativas como Servicarne, que cuenta con 5.000 autónomos "en fraude de ley" en toda España, 1.500 de ellos están en Galicia, lo que supone el 40% de los 4.000 trabajadores existentes en la comunidad en este sector.

   Según las cifras aportada este miércoles en rueda de prensa por CC.OO., hay más de 800 "falsos autónomos" de Servicarne que trabajan en mataderos de Coren en la provincia de Ourense, 260 de Frigolouro en Pontevedra, mientras en la provincia de Lugo se encuentran unos 200 de Novafrigsa y otros 200 del Grupo Sada.

   A este respecto, el secretario xeral de CC.OO.-Industria, Víctor Ledo, asegura que Inspección de Trabajo "ya tuvo una primera actividad instructora a estas empresas" y tiene "catalogado el número de trabajadores que son".

   El sindicato busca que Inspección de Trabajo constate tanto que Servicarne es una falsa cooperativa como que hay una relación laboral de falsos autónomos entre esos cooperativas y las empresas cárnicas.

¿CÓMO SE PRODUCE EL FRAUDE?

   El responsable sectorial de la Industria Alimentaria de CC.OO. Vicente Canet, ha explicado cómo se produce el fraude en el caso de Servicarne.

   Y es que Servicarne "no tiene estructura empresarial", solo administrativa, pues con más de 5.000 trabajadores tan solo cuenta con 11 personas a nivel administrativo en Barcelona, pero "toda la gestión de lo que es una empresa no existe".

   Además, "no hay actividad societaria", de forma que los socios trabajadores que son propietarios de la cooperativa "no ejercen esa función", a la vez que "no hay un retorno societario" de pérdidas y ganancias hacia el cooperativista.

   Asimismo, estos trabajadores son "falsos autónomos" en "la otra parte", ya que "realmente el empresario que está detrás es el de la empresa cárnica", el que se encarga de "la organización del trabajo".

   De este modo, el falso autónomo "es la víctima de esta situación", porque "realiza las mismas funciones que un trabajador asalariado pero con unas condiciones muy inferiores" en salario, precariedad y prestaciones. Acumulan jornadas más extensas, con una "flexibilidad sin límites", mientras "no tienen derecho a la negociación colectiva".

   Pone de ejemplo que un trabajador de Servicarne tiene de media unos ingresos un 45% menores que un asalariado del sector, ya que el 95% de esos falsos cooperativas cotizan por la base mínima, por 920 euros al mes, de lo que se descuentan 275 euros por autónomo.

   Todo ello da lugar a "un fraude a las arcas del Estado en materia de la Seguridad Social", ya que "cotizan por la mitad de lo que correspondería", lo que provoca un "agujero" que estima "en al menos 60 millones de euros al año".

LAS EMPRESAS CÁRNICAS SON "RESPONSABLES DIRECTOS"

   A esto se unen como "responsables directos" de esta situación las empresas cárnicas, que se valen "de forma masiva" de esos falsos autónomos de "empresas pantalla" para tener a trabajadores por menos salario y peores condiciones laborales que si fuesen asalariados. "Solamente en Coren en algún centro de matadero de conejos son un 90% ya", pone de ejemplo Víctor Ledo.

   Canet lamenta que "el mecanismo es perfecto hasta la fecha", pues "las empresas cárnicas externalizan su actividad, diversifican riesgos, abaratan costes", y "lo hacen mediante la base de autónomos, que no tienen sindicatos, convenio colectivo ni nada por el estilo".

   En esta línea, el secretario xeral de CC.OO., Ramón Sarmiento, ha emplazado a "empresas de bandera" como Coren a que actúe para una "mejora en el empleo de calidad" para "desterrar esta figura en fraude de ley de falsos cooperativistas".

   En este sentido, Sarmiento ha llamado la atención sobre que el 10% de los trabajadores del sector cárnico en España son falsos autónomos, pero esta cifra se dispara hasta el 40% en el caso de Galicia, la comunidad que "más destaca en niveles de precariedad y temporalidad". "¿Y qué pasa en Galicia que no pasa en otros sitios? Pues a lo mejor demasiados años de gobierno del PP, demasiada política clientelar (...) especialmente en algunas provincias donde tiene mucha presencia el grupo Coren", ha agregado.

   Por su parte, Canet también apela a la "responsabilidad social de grandes superficies" que de forma indirecta en esta situación llegan a acuerdos con sus proveedores "con empresas que están cometiendo fraude" y "explotación laboral".

EL GOBIERNO "SE TIENE QUE IMPLICAR"

   Este jueves, 22 de marzo, habrá un encuentro en Madrid entre el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, y representantes de las diversas partes, en la que CC.OO. reclamará que se retire la licencia como cooperativa a Servicarne, se mantenga el empleo y los falsos autónomos pasen a ser asalariados.

   A este respecto, la secretaria confederal de Empleo de CC.OO., Lola Santillana, remarca que el Gobierno "se tiene que implicar en frenar esta situación".

OTRAS COOPERATIVAS EN GALICIA

   El responsable sectorial de la Industria Alimentaria de CC.OO. Vicente Canet, ha asegurado que "hay otras falsas cooperativas que también pueden estar operando en Galicia", entre ellas señala a una llamada Auga, "que propiamente nace de Galicia".

   En este sentido, subraya que hay otras falsas cooperativas que, "seguramente, están también instaladas en Galicia", aunque en "un menor volumen" y advierte de que "pueden coger fuerza en detrimento de otras como Servicarne por estar en el punto de mira".

   Después de Servicarne, la mayor cooperativa en España de este tipo, según avisa el sindicato, es Trabajadores Asociados de la Industria Cárnica (TAIC), con unos 2.800 falsos cooperativistas.