La CIG tacha de "despropósito" que el juez archive la causa de helicópteros pese a ver "ilegalidad" de la Xunta

Publicado 17/01/2018 15:26:46CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La CIG tacha de "despropósito sin sentido" que el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Andrés Lago, haya acordado el sobreseimiento provisional y archivo de la causa abierta por la adjudicación del servicio de helicópteros de lucha contra el fuego por parte de la Xunta en 2012.

En un comunicado, el sindicato critica que en un "ejercicio de surrealismo judicial" el juez ordena ese archivo "pese a reconocer en el auto que la Xunta cometió una ilegalidad en la citada contratación".

Así, censura que con este archivo, "que deja quedar muy mal parada a una institución como la Justicia", "se está amparando un fraude y un engaño a la ciudadanía gallega".

De tal forma, muestra su "total rechazo" a esta decisión, al tiempo que solicita a la Fiscalía que recurra el archivo de la causa y que "se diriman todas las responsabilidades tanto penales como políticas en forma de cese o dimisión de los responsables de esta ilegalidad y, en última instancia, del propio presidente Feijóo".

Esta decisión judicial supone el archivo de las actuaciones contra el responsable forestal de la Xunta, Tomás Fernández Couto, ya que el juez observa "una decisión ponderada y adecuada" la que este tomó en 2012 para adjudicar a la empresa Inaer el servicio de helicópteros.

SUPUESTA PREVARICACIÓN EN SUBCONTRATACIÓN DE BRIGADAS

Al respecto, la CIG recuerda que en 2012 denunció ante Fiscalía la "adjudicación a dedo" de la contratación del servicio de helicópteros y brigadas a las empresas Inaer y Natutecnia, respectivamente.

A este respecto, indica que el juez basa su argumentación para justificar la adjudicación a Inaer en "la excepcionalidad del momento". Sin embargo, lamenta que se obvia que por primera vez el contrato contemplaba el servicio integrado de helicópteros y brigadas, aspecto este "crucial" porque supuso la "subcontratación" de las brigadas por Natutecnia. Una cuestión esta última que "no tiene cabida en la argumentación del juez, por lo que sí se podría estar hablando de una supuesta prevaricación".

"La irregularidad que justifica el juez es fruto también de la improvisación de la incompetencia de un Gobierno gallego que acostumbra a hacer gala de su supuesta buena gestión de lo público, cuando en realidad es lo contrario", recrimina.