El director de Montes del bipartito avisa de que brigadas municipales "son un problema" en la lucha antincendios

Alberte Blanco En La Comisión De Incendios
EUROPA PRESS
Publicado 22/03/2018 14:34:36CET

   La Xunta registra "numerosas" denuncias de incumplimiento en la red de franjas de seguridad

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Alberte Blanco, que fue director xeral de Montes durante el bipartito (2005-2009), ha alertado de la "disminución muy importante" en los últimos años de las brigadas profesionales de refuerzo en la lucha contra el fuego en favor de un aumento de las municipales, que "en muchos casos son un problema" y cuentan con "ciertas dificultades de ser positivas desde el punto de vista de la eficacia".

   En su intervención en la mañana de este jueves en la comisión de estudio de incendios del Parlamento gallego, Blanco ha avisado de que las brigadas municipales "no son el instrumento más adecuado para combatir los incendios forestales", lo que compara con las brigadas de vigilancia móvil, que se recortaron "de 67 a cinco" y "son fundamentales para atacar con rapidez" los fuegos.

   Por ello, aunque el número global de brigadas se mantiene en Galicia, "su cualificación bajó de forma radical", al incrementarse el número de brigadas municipales en detrimento de las profesionales contra el fuego.

   Además, "bajaron un 30 por ciento" los medios aéreos propios de la Xunta, lo que unido a que está "sin resolver" la cualificación de los medios terrestres, da lugar a un "marco de difícil gestión" que "puede justificar que el número de grandes incendios se incrementó y también el número de hectáreas por fuego".

   Y es que defiende que el plan de lucha contra el fuego de Galicia (Pladiga) "tiene que basarse en la rapidez" y detección "precoz" de los incendios, por lo que "no hay que invertir en cantidad, sino en calidad". En este sentido, resalta que si el operativo es numeroso pero "lento y pesado" no llegará a tiempo para atajar el incendio.

   En lo tocante a la indagación sobre incendios, cree que las brigadas de investigación forestal son "indispensables", al tiempo que considera que la modernización de sistemas de vigilancia es "fundamental".

LIMITAR EL EUCALIPTO

   En su intervención, Blanco ha abogado por llegar a "un gran acuerdo nacional" en esta comisión parlamentaria de estudio, y una de las soluciones debe ser "poner control" y "un límite al espacio ocupado por el eucalipto".

   Si bien aboga por "no criminalizar a la especie en sí misma", por sus características el eucalipto "debería estar muy limitado en determinados tipos de espacios", "perfectamente controlado", pues "no está suficientemente confinado".

   En esta línea, aboga por una "silvicultura de calidad", "reduciendo y limitando" las plantaciones de eucalipto, al tiempo que defiende marcar las franjas de seguridad en 100 metros como "algo estándar comúnmente aplicado".

   También aboga por la creación de un plan de valorización energética de la biomasa forestal, la multifunción del monte, así como la puesta en marcha de planes de ordenación urbana, más allá de la forestal.

"NUMEROSAS" DENUNCIAS POR INCUMPLIMIENTOS

   Otra de las tres intervenciones en la comisión de incendios en la mañana de este jueves -en una jornada que tendrá seis comparecientes en total-- ha sido la del jefe del servicio de Programación e Planificación Preventiva, Alfonso Barreiro, quien ha desgranado las actuaciones de la Xunta en materia de prevención y las líneas principales con las que cuenta el Pladiga.

   Barreiro ha informado de que hay "numerosas" denuncias de incumplimiento en la red de franjas de gestión de biomasa registradas en los servicios provinciales de la Xunta.

   Asimismo, ha remarcado que el Pladiga es un "documento vivo", por lo que ahora se procederá a su "revisión" para "matizar aquello que se considere que no es del todo correcto".

   Sobre este extremo, ha recordado que hay una convenio firmado para la instalación de cámaras que ayuden a la "rápida" detección del fuego, al tiempo que ha informado de que en los tres últimos años se hicieron más de 140 puntos de aguas para ayudar en la lucha contra los incendios.

OPERATIVO "POTENTE"

   El último compareciente en esta mañana de jueves ha sido el subdirector xeral de Prevención e Defensa contra Incendios, Miguel Ángel Cela, quien ha puesto en valor el "potente" operativo de lucha contra el fuego con el que se cuenta en Galicia.

   Ante las críticas de la oposición por las "carencias" en el operativo y la "precariedad laboral", Cela ha defendido que es "de los más importantes de España", pues consigue que "más del 70% de los fuegos no alcancen una hectárea", "¿Mejorable? Por supuesto", ha reconocido, pero explica que se trabaja para mejoras de dotación de material e incorporación de medios para vigilancia.

   En su análisis, ha puesto el foco sobre el descenso del 76% del número de incendios en los últimos 20 años, pues en 1995 suponían unos 15.000, mientras en la actualidad son menos de 4.000.

   Sin embargo, en la superficie se producen diferencias en función de los años. En 1989 se llegó a una marca 200.000 hectáreas, mientras en 2014 se quedó en su cifra más baja, con 2.000. Otros años con grandes picos se encuentra en las 96.000 hectáreas de 2006 y las 62.000 de 2017 (con casi 50.000 en el fin de semana negro de octubre).

   Cela resalta que entre el 70% y el 80% de los incendios "son intencionados", mientras alrededor de un tercio de los fuegos se producen solo entre 120 y 130 parroquias.

LA BAJA HUMEDAD PROPAGÓ EL FUEGO

   Respecto a la ola de incendios de mediados de octubre, el subdirector xeral de Prevención e Defensa contra Incendios ha incidido en el que el huracán Ofelia "favoreció la propagación explosiva de un gran número de incendios conducidos por el viento", en un contexto de

   condiciones meteorológicas "extremas" con altas temperaturas.

   En lo tocante a este punto, Miguel Ángel Cela ha hecho hincapié en algo que cree ha sido "poco comentado" como factor para la propagación del fuego, como fue la humedad relativa, que "llegó a caer" a la cifra del 5%, "valores bajísimos de humedad relativa".