Dos casas en Lérez (Pontevedra) estuvieron amenazadas por el incendio

Publicado 10/08/2016 14:30:47CET

PONTEVEDRA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Dos viviendas situadas en el lugar de O Castelo, perteneciente a la parroquia de Lérez, en Pontevedra, estuvieron "en riesgo" de resultar afectadas por un incendio que se declaró en torno a la pasada medianoche.

La alcaldesa en funciones de Pontevedra y concejala de Seguridad Ciudadana, Carme da Silva, ha afirmado que el fuego adquirió una dimensión "importante" y que se temió por las casas, que estaban "muy metidas en el monte".

Finalmente, pasadas las cuatro de la madrugada, los Bomberos de Pontevedra se retiraron tras valorar que había cesado el peligro para estas propiedades.

Carme da Silva ha reprochado que tuvo que ser el Ayuntamiento de Pontevedra el que contactó con la Xunta para advertir de que los medios municipales solo tenían capacidad para "proteger las viviendas" y que las llamas podían "tomar un cariz importante" hasta el extremo de que la situación "se podía descontrolar".

CRÍTICAS

Por segundo día consecutivo, la edil nacionalista ha reiterado las críticas del gobierno local hacia la Consellería de Medio Rural, porque los responsables municipales siguen "sin tener comunicación de la Xunta, como sí hacen con otros alcaldes" de localidades colindantes, mientras que con el ayuntamiento de Pontevedra "no lo hacen", según ha insistido.

"A los que les peligran las casas en Pontevedra merecen el mismo respeto que a quienes les peligran en otros ayuntamientos", ha reprochado Carme da Silva, antes de calificar de "sorprendente" la actitud de la consellería.

Según la concejala de Seguridad Ciudadana, es de manera "indirecta" --porque "avisan los vecinos", ha precisado-- la forma en que el gobierno local se va "enterando" de los incendios forestales que se producen en su término municipal.

Carme da Silva ha eximido de su queja a los profesionales de los medios de extinción locales, autonómicos y estatales, que "están haciendo un trabajo con rigor y criterio", si bien "sería deseable que la coordinación fuese mayor", algo que "no depende de ellos".

Al final, el incendio en O Castelo no obligó a desalojar ninguna de las viviendas amenazadas y la noche "acabó bien".

Paralelamente, en el ayuntamiento de Pontevedra se produjeron otros incendios de distinto alcance: en el lugar de Vilar, perteneciente a la parroquia de Ponte Sampaio, donde "por precaución" los Bomberos también tuvieron que realizar labores de protección de viviendas; en Verducido y un "pequeño foco" en Cerponzóns.