La Fegamp pide a la Xunta técnicos para identificar parcelas abandonadas en la lucha antincendios

El presidente de la Fegamp, en comisión
EUROPA PRESS
Publicado 26/03/2018 19:50:55CET

El alcalde de Carballeda de Avia denuncia que el ayuntamiento "no recibió un euro" para afrontar unos 750.000 euros en daños

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alfredo García, ha lamentado la falta de medios con la que cuentan los ayuntamientos para hacer frente a la limpieza de parcelas abandonadas ante los incendios, al tiempo que pide apoyo a la Xunta con medidas como la puesta en marcha de un bolsa de técnicos.

Después de que en esta jornada de lunes en la comisión de incendios varios alcaldes hayan expresado las dificultades para cumplir la normativa y actuar de forma subsidiaria en las franjas de seguridad por falta de recursos y personal, el responsable de la Fegamp ha censurado que "nadie se planteó con qué medios" cuentan los municipios para esta labor.

Al respecto, Alfredo García ha valorado las medidas de la ley de acompañamiento para poder entrar en fincas abandonadas sin autorización judicial, pero ha avisado de que un ayuntamiento tiene que abordar "2.000 o 3.000 expedientes" para determinar si parcelas son de dueño desconocido, pero "no tienen medios ni recursos". "Un expediente en toda regla necesita tiempo y necesita dinero", sentencia.

Por ello, propone a la Xunta un programa para que los ayuntamientos puedan contratar a técnicos con el fin de conocer "cuántas parcelas" existen en cada municipio de propietario desconocido y poder actuar a "medio plazo". Y es que deja claro que hay que preguntarse "qué habría que hacer" para que una ola de fuegos como la de octubre "no se volviese a repetir en este país".

Para ejemplificar las dificultades, remarca que en Galicia hay 30.000 núcleos de población, con casos en la provincia de Ourense en los que no se sabe de quién es el 40% de las parcelas.

RÉPLICA A FERNÁNDEZ-COUTO

Durante su toma de la palabra, Alfredo García se ha referido a las palabras de la semana pasada en esta comisión del responsable de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto, quien dijo que la administración local "podría haber hecho más de lo que hizo" en la lucha contra el fuego -en una comparecencia en la que avanzó que estudia "posibilidades" de apoyar a ayuntamientos en la limpieza de franjas--.

Este lunes, García ha dicho no querer entrar a valorar esas palabras, pero ha recordado que en mayo de 2017 los ayuntamientos ya avisaron de que: "No podíamos cumplir lo que dice la ley".

De este modo, se queja de que se dice "nadie se planteó" si "los ayuntamientos tenían capacidad para hacer frente a esa obligación".

"Ese es el problema", prosigue en su argumentación, pues en mayo, "antes de que empezara la temporada de fuego", ya se alertó por parte de la Fegamp de la falta de recursos. "Y tengo que decir que, con muy poca fortuna, todos los responsables de la Xunta se limitaron a leer lo que dice la ley (*) sabemos lo que dice la ley (*) le estamos diciendo a la Consellería de Medio rural que no tenemos medios para hacer eso", ha lamentado.

En lo tocante a los servicios de extinción, cree que es "clave" apostar por la prevención. Así, propone que las brigadas contratadas durante tres meses, por ejemplo, se amplíen a cinco meses para "garantizar" que, al menos, se dediquen tres meses a tareas de limpieza y prevención, pues muchas veces tan solo pueden emplearse en apagar fuegos y no tienen tiempo para "desbrozar nada".

Finalmente, como medidas a largo plazo, García aboga por una "nueva ordenación del monte y puesta en valor del mismo", porque cree que es la mejor forma de combatir al fuego.

VISIÓN DE LOS GRUPOS

Durante el debate, Xosé Luís Rivas, Mini (BNG), ha advertido de que "van a colapsar muchos ayuntamientos" ante la imposibilidad de llevar a cabo tareas de rozas.

Tras él, Xoaquín Fernández Leiceaga (PSdeG) se ha referido a la situación "paradójica" en la que hay una "insuficiencia de medios" en los municipios, mientras la Xunta "parece tener medios, pero tiene cierta distancia" con una estructura de distritos. Davide Rodríguez (En Marea) ha incidido en que los ayuntamientos "no tienen medios técnicos ni económicos".

En cambio, José González (PP) ha pedido al presidente de la Fegamp que "se deje de partidismos", mientras recuerda que "se está trabajando en la Xunta" en medidas de apoyo a ayuntamientos.

CARBALLEDA DE AVIA "NO RECIBIÓ UN EURO"

La segunda intervención de esta tarde en la comisión -en un día con seis comparecientes-- ha sido del alcalde de Carballeda de Avia, Luis Milia (PSdeG), quien ha denunciado que el Ayuntamiento tuvo que soportar el pago de 750.000 euros por daños de la ola de fuego, mientras que a día de hoy "no recibió un euro", ni por parte de la Xunta ni de la Diputación de Ourense.

Después de los incendios, valora que "funcionó la solidaridad de la gente", pero recrimina la "complicación" para la tramitación de ayudas, así como diferentes deficiencias que identifica (como que no se incluyan compensaciones de hórreos que ardieron al no estar en fincas colindantes a viviendas).

También explica que las ayudas para aquellos que vieron sus casas quemadas llegarán "pero porque el ayuntamiento se implicó", mientras carga contra la "tardanza" en las aportaciones del Ministerio de Agricultura de forraje para ganaderos.

El alcalde de Carballeda de Avia ha terminado con una petición de apoyo a un proyecto que lidera con otros municipios para optar a fondos europeos, en el que se busca aglutinar terrenos para dedicarlos al pastoreo y explotaciones que hagan de barrera natural frente al fuego.

Estas declaraciones sobre la falta de aportación a Carballeda de Avia han hecho preguntarse al diputado de En Marea Davide Rodríguez si existen ayuntamientos "de primera" y "de segunda", pues ha recordado que en el turno de mañana el alcalde popular de Soutomaior aseguró que ya cuenta con el compromiso de la Xunta para hacerse cargo del 50% de los 42.000 euros en gastos por daños.

BRIGADAS MUNICIPALES "NO VALEN PARA NADA"

En las comparecencias de esta comisión se ha debatido sobre el papel de las brigadas municipales. El alcalde de Carballeda de Avia ha sido de los más tajantes a la hora de hablar de ellas, ya que opina que "no valen para nada". "Es perder el dinero", apostilla.

Milia asegura que, a pesar de que cuenta con brigadas municipales en su ayuntamiento, tan "solo valen para dar trabajo a 10 personas durante tres meses". Asegura que es gente que "no está preparada", pues "ni siquiera repiten los mismos", a lo que se une que hay "reparos de interventores y secretarios" porque entienden que es competencia de la Xunta.

PAJA "PERDIDA" EN CERVANTES MIENTRAS NO HAY PARA GANADEROS

El último compareciente de este lunes ha sido el alcalde socialista de Cervantes (Lugo), Benigno Gómez Tadín, quien ha llamado la atención sobre algunas problemáticas vividas en su municipio tras los fuegos.

Una de ellas ha sido la queja de que se destinó gran cantidad de paja a la recuperación de terrenos quemados a través del 'mulching' -práctica consistente en colocar paja en zonas ardidas para evitar arrastres--, pero en su mayoría fue "dinero perdido", dado que "llovió fuerte" y son lugares de grandes pendientes que se llevaron esos mantos.

Contrapone esta cuestión con que los ganaderos se encontraban "sin alimento" para dar de comer a sus reses. Así, ha defendido que tendrían que "tener prioridad" los productores, que no tenían acceso a la paja, mientras "subía de precio por todo el que la administración estaba comprando".

Además, recrimina que "tal como están concebidas" las ayudas de la Xunta "no llegarán a sus destinatarios finales", con partidas "ridículas" y "problemas en la tramitación" que "ignoran los problemas del rural gallego". "Es algo impresentable", resume.

Contador