Investigan a cuatro presuntos autores de incendios ocurridos en las provincias de Pontevedra, Ourense y A Coruña

Publicado 27/07/2016 17:06:10CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Autonómica investiga a cuatro presuntos autores de incendios ocurridos en las provincias de Pontevedra, Ourense y A Coruña en el último mes.

En concreto, en el caso de la provincia de Pontevedra, se investiga al supuesto autor del incendio forestal que tuvo lugar el pasado viernes en Currás, en la localidad de Marín (Pontevedra), y que afectó a una superficie de 10.000 metros cuadrados, según ha indicado la Xunta en un comunicado.

El fuego se produjo, supuestamente, debido a una imprudencia del investigado y, en su extinción, participó el personal del Servizo de Extinción de Incendios de la Xunta. Los hechos fueron remitidos al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de guardia de Marín.

Por otra parte, en la provincia de Ourense se investiga a dos presuntos autores de dos incendios que tuvieron lugar el pasado 13 y 19 de julio. El primero de ellos afectó a una superficie rasa de 200 metros cuadrados de la parroquia de Bieite, en Leiro (Ourense); mientras, el segundo tuvo lugar en la parroquia de Prexigueiro, en el municipio de Pereiro de Aguiar (Ourense), y afectó a 700 metros cuadrados.

FALTA DE PRECAUCIONES

De acuerdo con la investigación, los hombres realizaron trabajos agrícolas sin tomar las medidas de prevención necesarias, pese a que el índice de riesgo de incendios estaba catalogado como extremo en la provincia de Ourense.

Por estos hechos, se instruyeron diligencias que fueron remitidas, en el primer caso, al Juzgado de Instrucción de guardia de Ribadavia (Ourense) y, en el segundo, al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Ourense.

Además, la Policía Autonómica de Santiago esclareció otro incendio causado por un accidente de tráfico ocurrido en el municipio de Val do Dubra (A Coruña) el pasado 19 de julio. El fuego afectó a una superficie de 2.000 metros cuadrados y se dio cuenta al Juzgado de Instrucciones, en funciones de guardia, de Ordes (A Coruña) de los hechos.