Medio Ambiente envía medios aéreos y terrestres a los fuegos activos en Galicia

Publicado 10/08/2016 17:41:51CET

MADRID/SANTIAGO, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha mandado 18 medios aéreos y cinco brigadas de especialistas en trabajos de extinción a los incendios forestales declarados en Andalucía, Aragón, Canarias, Castilla-León y Galicia. Igualmente, este dispositivo también actuará en Portugal, en el incendio de la localidad de Viana do Castelo.

El grueso del contingente se ha desplazado a Galicia, donde está trabajando contra las llamas una brigada de refuerzo con dos helicópteros de 1.200 litros de la base de Laza (Ourense) en el incendio de Rois (A Coruña).

Igualmente, también hay tres aviones anfibios de 6.000 litros de las bases de Lavacolla, en Compostela, y de Matacán, en Salamanca, que están intentando extinguir el incendio forestal de Santiago. Junto a ellos también hay una brigada de refuerzo con dos helicópteros procedentes de la base asturiana de Tineo.

A Andalucía, concretamente al incendio forestal del municipio onubense de Villablanca, se ha desplazado un avión de carga de 3.100 litros de la base de Niebla de la misma provincia.

Por su parte, a Huesca se ha enviado a un helicóptero Kamov de 4.500 litros de la base de Plasencia del Monte para luchar contra el incendio localizado en los montes del municipio de Atarés.

Medio Ambiente además ha destinado un helicóptero Kamov de 4.500 litros y dos brigadas de refuerzo con el apoyo de cuatro helicópteros a la localidad abulense de Serranillos. Los efectivos proceden de las bases de La Iglesuela (Toledo) y de Puerto el Pico (Ávila).

En La Palma está trabajando una brigada de refuerzo y dos helicópteros en tareas de vigilancia de tocones de árboles, zonas humeantes y zonas de mayor sensibilidad para evitar la reactivación del fuego.

Finalmente, Medio Ambiente también está colaborando, por segundo día consecutivo, en la extinción del incendio declarado en la localidad portuguesa de Viana do Castelo, donde se han enviado dos aviones anfibios de 6.000 litros de las bases de Talavera la Real (Badajoz) y Matacán (Salamanca).