Los municipios afectados por incendios se enfrentan a los arrastres de tierra y ceniza por las lluvias del temporal

Publicado 10/12/2017 20:08:42CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Los municipios afectados por la ola de incendios que sufrió Galicia el pasado mes de octubre se enfrentan a los arrastres de tierra y ceniza por las fuertes lluvias que está dejando la borrasca 'Ana' a su paso por la Comunidad gallega.

   La erosión de los terrenos quemados y las cenizas acumuladas en los montes pueden provocar problemas en estas localidades, aunque, según han apuntado los regidores consultados, deberá esperarse a este lunes para conocer las consecuencias que las precipitaciones están causando en estas áreas.

   Con todo, en declaraciones a Europa Press, el alcalde de Cervantes (Lugo), Benigno Gómez, ha indicado que en este municipio se están produciendo deslizamientos de grandes piedras y desprendimientos de tierra en las zonas que se vieron afectadas por los fuegos.

   Cervantes, ayuntamiento de la montaña luguesa de gran relieve, fue uno de los municipios más afectados durante la ola de incendios registrada a mediados de octubre. Gómez ha afirmado que la falta de vegetación y la erosión del terreno está provocando "una riada de agua" que arrastra cenizas, piedras e, incluso, la paja que se emplea para mitigar los efectos de los incendios sobre el terreno.

   Además, el regidor ha apuntado que uno de los ríos del municipio baja "muy turbio" y que los desprendimientos de tierra podrían provocar el corte de algunas vías de comunicación.

   En Carballeda de Avia (Ourense), otro de los ayuntamientos donde los fuegos tuvieron más incidencia y donde perdió la vida una persona, también se están produciendo estos episodios de fuertes corrientes de agua bajando por las laderas de los montes.

   Así lo ha confirmado su alcalde, Luis Milia, en declaraciones a Europa Press, en las que ha apuntado que el agua "no sigue su curso" por culpa de "la falta de vegetación" y que las cunetas de las carreteras se encuentran "llenas de ceniza". "No salimos de una y ya estamos en otra", ha lamentado.

CAÍDAS DE ÁRBOLES

   Por su parte, el regidor de As Neves (Pontevedra), Xosé Manuel Rodríguez Méndez, ha señalado que la debilidad de las tierras tras los incendios está provocando una mayor caída de árboles en el término municipal a consecuencia de los fuertes vientos que deja el temporal.

   Con todo, ha emplazado a este lunes para conocer de primera mano las consecuencias que hayan podido causar las inclemencias climatológicas en las zonas afectadas por los fuegos, si bien ya ha podido notar "una gran cantidad de agua que baja fuera de los cauces naturales".