Ocho parroquias gallegas acumulan más de 600 incendios forestales en el último lustro

 

Ocho parroquias gallegas acumulan más de 600 incendios forestales en el último lustro

Mapa de parroquias de alta actividad incendiaria
XUNTA
Publicado 01/07/2017 12:45:27CET

Arranca el periodo de alto riesgo con un operativo geolocalizado al completo y el reto de no superar las 15.000 hectáreas quemadas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Ocho parroquias gallegas acumulan un total de 601 incendios forestales en el último lustro, al haber registrado cada una de ellas entre 50 y un centenar de fuegos desde 2011 a 2016.

Así figura en el Plan de Prevención e Defensa Contra os Incendios Forestais de Galicia (Pladiga) de 2017, que recoge Europa Press, en el que existen 73 parroquias de alta actividad incendiaria (PAAI) --seis más que las 67 de 2016--, diferenciadas entre aquellas que forman parte por el número de incendios reiterados o por su gran virulencia.

Entre las de múltiples fuegos, destaca el caso de la parroquia de Carballo, en el municipio coruñés homónimo, que alcanza los 100 incendios. Le sigue la de Montes, en Cualedro (Ourense), con 94 fuegos en cinco años; O Pereiro, A Mezquita (Ourense), con 81 entre 2011 y 2016; Pontellas, O Porriño (Pontevedra), con 80.

En estas ocho parroquias también se encuentran: Tomiño, en el municipio de mismo nombre (Pontevedra), con 78; A Granxa, Oímbra (Ourense), con 69; Ribeira, en el ayuntamiento homónimo coruñés, con 50; y O Tameirón, en A Gudiña (Ourense), con 49.

De tal forma, en el Pladiga figuran 57 parroquias con alto riesgo de incendios por número de fuegos y 16 que están por la virulencia. Además, de los 314 ayuntamientos gallegos, 195 municipios están declarados como zona de alto riesgo incendiario frente a los 119 que no.

La Consellería de Medio Rural garantiza que en las parroquias de alta actividad incendiaria se realiza un seguimiento "exhaustivo" en el territorio y se intensifican los controles de vigilancia y disuasión. Además, se inscriben de oficio como zonas prohibidas para el pastoreo estos lugares quemados.

CUATRO PARROQUIAS CON 11.800 HECTÁREAS QUEMADAS

En lo tocante a superficie quemada en los últimos diez años destaca el caso de la parroquia de Cernado, en el municipio ourensano de Manzaneda, con 3.962 hectáreas arrasadas. En 2011 padeció un gran incendio en el que ardieron 1.800 hectáreas durante nueve días.

De hecho, esta superficie calcinada en Cernado es superior a toda la quemada en las ocho parroquias con mayor número de fuegos en los últimos cinco años, que suman 2.874 hectáreas abrasadas.

Tras el caso de Manzaneda, se encuentran las 2.972 hectáreas quemadas en Camba, Laza; las 2.783 de A Xironda, Cualedro; y las 2.094 de Mourentán, en Arbo.

Entre estas cuatro parroquias suman 11.811 hectáreas quemadas en la última década. Por su parte, las 16 parroquias clasificadas de alta actividad incendiaria por su virulencia rondan las 19.000 hectáreas arrasadas.

ARRANCA EL PERIODO DE ALTO RIESGO

Este sábado, 1 de julio, arranca el periodo de alto riesgo de incendios forestales en Galicia, que estará activo hasta el 30 de septiembre, con un operativo de hasta 7.000 efectivos, en el marco de un Pladiga que cuenta con 173,7 millones de euros de inversión --de los que 105 millones se dedican a extinción--. Habrá 360 motobombas y hasta cerca de 30 medios aéreos de la Xunta y Estado.

Asimismo, el operativo contra el fuego de este verano en Galicia cuenta con la novedad de que por primera vez estará geolocalizado en su totalidad, tanto en medios como efectivos, con una apuesta tecnológica a través de los sistemas Tetra y Xeocode 2.0.

El plan de lucha contra el fuego de 2017 cuenta con un total de 17 medios aéreos de la Xunta para la campaña de alto riesgo, lo que supone uno menos que los 18 que se preveían en 2016. También en años como 2013, 2014 y 2015 el plan de lucha contra el fuego recogía 18 medios aéreos del Gobierno gallego, por aquel entonces ampliables hasta 20.

De esta forma desaparecen los cinco aviones de la Xunta que se estipulaban el año pasado --cuatro de carga en tierra y uno de coordinación y vigilancia--, si bien suma cuatro helicópteros respecto a 2016 --tres más de tipo ligero y uno más de coordinación--.

Con todo, en 2016 el concurso para contratar esos cinco aviones de lucha contra el fuego quedó desierto, por lo que tuvieron que ser sustituidos por cuatro helicópteros. Mientras, la Xunta defiende una mayor operatividad para las recargas de agua de los helicópteros en comparación con los aviones.

OBJETIVO DE 15.000 HECTÁREAS

En 2016 ardieron en total 21.118 hectáreas en toda Galicia, y el reto que se marca la Consellería de Medio Rural para este año es el de no superar las 15.000 hectáreas quemadas, en base a la media de la última década, ni que haya más de 559 fuegos.

En la última década, desde 2007, hubo seis años que estuvieron por debajo de las 15.000 hectáreas (2007, 2008, 2009, 2010, 2014 y 2015), y cuatro por encima (2011, 2012, 2013 y 2016).

Por un lado, sobresalen las 42.392 hectáreas calcinadas de 2011, frente a las 1.991 de 2014, el año con menos superficie quemada en el registro que figura desde 1976.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies