El Pladiga recoge este año un medio aéreo menos para la campaña de alto riesgo de incendios

Un helicóptero participa en la extinción del incendio de O Barco
EUROPA PRESS
Publicado 26/06/2017 20:10:19CET

   Galicia incorpora ocho parroquias de alta actividad incendiaria, mientras desaparecen dos del listado

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Plan de Prevención e Defensa Contra os Incendios Forestais de Galicia (Pladiga) de 2017 cuenta con un total de 17 medios aéreos de la Xunta para la campaña de alto riesgo --que arranca el 1 de julio--, lo que supone uno menos que los 18 que se preveían en 2016.

   También en años como 2013, 2014 y 2015 el plan de lucha contra el fuego recogía 18 medios aéreos del Gobierno gallego, por aquel entonces ampliables hasta 20.

   Así figura en el borrador del Pladiga de este año, al que ha tenido acceso Europa Press, presentado este lunes ante el Consello Forestal y que será aprobado en el Consello de la Xunta de este jueves.

   De esta forma desaparecen los cinco aviones de la Xunta que se estipulaban el año pasado --cuatro de carga en tierra y uno de coordinación y vigilancia--, si bien suma cuatro helicópteros respecto a 2016 --tres más de tipo ligero y uno más de coordinación--.

   Con todo, en 2016 el concurso para contratar esos cinco aviones de lucha contra el fuego quedó desierto, por lo que tuvieron que ser sustituidos por cuatro helicópteros.

   En total, en el periodo de alto riesgo en Galicia habrá nueve helicópteros de tipo ligero, cinco de tipo medio, dos de coordinación y uno de modalidad Puma, hasta un total de 17. En 2016, lo fijado eran cinco aviones --cuatro de carga en tierra y uno de vigilancia--, seis helicópteros de tipo ligero, cinco de tipo medio, uno de coordinación y un Puma, hasta un total de 18.

CAMBIOS POR PROVINCIAS

   Por provincias, en Lugo los cambios en los medios aéreos de la Xunta son de los seis que se recogía en 2016 --dos aviones de carga en tierra, junto a dos helicópteros ligeros, un helicóptero tipo medio y otro de coordinación-- se pasa a cuatro en 2017 --tres helicópteros ligeros y uno de tipo medio--

   En Pontevedra se gana un medio aéreo hasta cinco, frente a los cuatro de 2016. El reparto de 2017 es: dos helicópteros de tipo ligero, dos de tipo medio y uno de coordinación. En 2016 eran: un helicóptero de tipo ligero, dos de tipo medio y uno de coordinación.

   Ourense continúa con seis medios aéreos de la Xunta, aunque con cambios. En 2016 era: dos aviones de carga en tierra, dos helicópteros ligeros, uno de tipo medio y un Puma. En 2017 el reparto es: tres helicópteros ligeros, uno de tipo medio, un Puma y uno de coordinación. En A Coruña se mantienen dos helicópteros --uno de tipo medio y otro ligero.

   En su comparecencia de finales de 2016 para presentar los presupuestos de este año, la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, ya avanzó que en 2017 se primaría el uso de helicópteros frente a aviones de carga en tierra en la lucha contra los incendios forestales, puesto que la Xunta defiende que son más operativos a la hora de recargar agua.

   Junto a esto, en el plan de lucha contra el fuego se mantienen los mismos medios del Estado, que son nueve, ampliables hasta un total de 12. Aquí, habrá entre dos y tres aviones anfibios, entre dos y cuatro helicópteros de vigilancia, dos aviones de carga en tierra, dos helicópteros Sokol Brif-A y una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT).

   Por su parte, en el Pladiga figura que Galicia contará con la misma cifra de personal que en 2016, de 5.767 trabajadores --ampliable hasta 7.000 personas--, de los cuales 2.629 son de ayuntamientos, parques comarcales y municipales (un 45,6%).

AUMENTO DE PARROQUIAS DE ALTA ACTIVIDAD INCENDIARIA

   Por otra parte, en el Pladiga de este año figura que se aumentan las parroquias de alta actividad incendiaria (PAAI) hasta 73, frente a las 67 identificadas en 2016.

   En detalle, se incorporan ocho parroquias --seis de la provincia de Ourense, una de A Coruña y una de Pontevedra--, mientras desaparecen del listado un total de dos --una en Ourense y una en Pontevedra--. Sin embargo, en 2014 eran un total de 79, lo que supone seis menos en 2017.

   Así, las ocho nuevas parroquias de alta actividad incendiaria son: Ribasieira, en el Ayuntamiento de Porto do Son; Saiar, en Caldas de Reis; Xurenzás, en Boborás; parroquia de Ourense en la capital de la provincia; Sobradelo, en Carballeda de Valdeorras; Vences, en Monterrei; Bousés, en Oímbra; y A Fraga, en Lobeira;

   Las dos parroquias que desaparecen del listado son: Castro de Escuadro (Santa Baia), en el Ayuntamiento de Maceda; y parroquia de As Neves, en el municipio de As Neves.

   En este 2017 figuran 47 parroquias (PAAI) de la provincia de Ourense; 14, en Pontevedra; 10, en A Coruña; y dos, en Lugo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies