Plan contra incendios 2018: "posibilidad" de que fijos discontinuos y Seaga trabajen más tiempo ante la nueva tipología

Protesta de brigadistas de Seaga en Santiago
Europa Press - Archivo
Publicado 16/04/2018 20:09:33CET

   Mantiene los mismos medios, aumenta a 77 las parroquias de alta actividad y persigue participación ciudadana en vigilancia y detección

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El plan de defensa y lucha contra los incendios forestales en la comunidad autónoma de Galicia para 2018 recoge la "posibilidad" de incremento de la duración de la prestación del servicio tanto del personal laboral fijo discontinuo como de las brigadas de empresas públicas (entre ellas Seaga).

   El borrador del plan, que abordará este miércoles el Consello Forestal y al que ha tenido acceso Europa Press, contempla como objetivos específicos para este ejercicio "reorganizar el operativo de prevención y extinción de incendios forestales en consonancia con los cambios en la tipología y en la distribución temporal de los fuegos registrados en los últimos anos".

   En consonancia con este objetivo, establece la "posibilidad" de incremento de la duración de la prestación del servicio del personal laboral fijo discontinuo y del de las brigadas de empresas públicas. Además, apunta a la "consolidación" de las brigadas de investigación de incendios forestales "para potenciar" esta tarea.

   La presentación al Consello Forestal, previa a la aprobación del documento por el Consello de la Xunta, se produce poco después de que el Parlamento gallego terminase su plan de trabajos con comparecientes para estudiar lo ocurrido en octubre de 2017, cuando en apenas un fin de semana ardieron casi 50.000 hectáreas y fallecieron cuatro personas.

   Especialistas advirtieron del peso que están tomando los incendios de interfaz, entre los ámbitos urbano y rural. A este punto hace referencia el plan de la Xunta para 2018 también en su apartado de objetivos, al indicar su interés por "incrementar la resiliencia de las zonas de interfaz urbano forestal frente a los grandes incendios forestales". Para ello, como medida concreta, alude a la modificación legal que incrementa las limitaciones en las redes de fajas secundarias de gestión de la biomasa.

   Entre otras medidas novedosas, el documento recoge el incremento del número de parroquias de alta actividad incendiaria, hasta 77 (52 en la provincia de Ourense, 15 en Pontevedra, nueve en A Coruña y una en Lugo).

   También prevé "fomentar la participación de la sociedad civil en la vigilancia y detección de incendios forestales", a través de la publicación del decreto por el que se regula la figura de agrupación de defensa contra incendios forestales.

   Entre otras actuaciones, contempla el "análisis" de un convenio de colaboración con el Colexio de Enxeñeiros Técnicos Forestais de Galicia, para "la realización de una línea de reuniones informativas de la normativa de aplicación" a las comunidades de montes vecinales en mano común.

   "Siendo la colaboración ciudadana uno de los principios fundamentales de la lucha contra los incendios forestales, es necesario destacar la importancia que tiene la colaboración de las agrupaciones de voluntarios y de las agrupaciones de defensa contra incendios forestales, por lo que se fomentará la participación de estas agrupaciones, así como la de la ciudadanía en general, para las labores de detección y disuasión de los incendios forestales", establece.

   Precisamente, uno de los participantes en la comisión parlamentaria de estudio de esta problemática, en representación del colectivo de cazadores, ofreció el potencial de este grupo para ejercer como vigilantes en el monte.

   La Consellería de Medio Rural aboga en el plan por "fomentar al máximo la colaboración de vecinos, entidades locales, comunidades y asociaciones en la lucha contra los incendios".

MISMOS MEDIOS

   Por otra parte, en el apartado de medios de actuación y medios materiales, los números del plan de incendios son los mismos que en 2017.

   Así, en cuanto a personal, habrá en total (tanto de medios propios como del estado y de ayuntamientos, parques comarcales y parques municipales) 2.285 trabajadores en la época de riesgo bajo, serán 2.962 en la época de riesgo medio y ascenderán a 5.767 en alto riesgo.

Contador