Ponte Caldelas estima que solo dos de los casi 90 vecinos damnificados podrán acogerse a las ayudas de la Xunta

Publicado 05/11/2017 17:54:35CET

PONTEVEDRA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Ponte Caldeas ha estimado que las ayudas anunciadas por la Xunta de Galicia para apoyar a los damnificados por los incendios forestales del 15 de octubre solo llegarán a dos de los casi 90 vecinos afectados.

En un comunicado, el Gobierno local ha explicado que, tras estudiar al detalle la convocatoria del Ejecutivo gallego, llegó a la conclusión de que "está diseñada fundamentalmente para las empresas", que cuentan con el asesoramiento necesario. Con todo, considera que habrá "serias dificultades para que los ciudadanos de a pié no queden abandonados".

El Consistorio ha destacado que recibió unas 90 reclamaciones preliminares de los afectados, peticiones que van desde la pérdida de la casa hasta daños parciales de todo tipo, tanto en la vivienda como en instalaciones auxiliares.

"La Xunta se olvida de que las personas más damnificadas son, en muchos casos, las más humildes", asegura el Ayuntamiento, que informa de que "hay casos de familias que son incapaces de enfrentarse a la cantidad de papeles que les va a pedir" el Ejecutivo autonómico.

Por todo ello, el alcalde, Andrés Díaz, considera que son "subvenciones diseñadas desde la burocracia de una Administración que se sitúa por encima de la gente y no desde la sensibilidad social que baja los pies a la tierra".

CONDICIONES

Entre otras cuestiones, el Consistorio ha asegurado que los propietarios de las casas quemadas deberán acreditar la legalidad urbanística del inmueble. "Gran parte de las viviendas afectadas fueron construidas en su día en suelo rústico o no están regularizadas", ha explicado al respecto.

Además, señala que la Xunta exigirá a los afectados que adelante el dinero de la reconstrucción y que no cubrirá el IVA y lamenta que la Xunta no cubra los daños accesorios, como de la lecha acumulada por las familias para el invierno.