La primera semana de abril deja 20 hectáreas quemadas en O Xurés

Publicado 07/04/2015 15:02:09CET

La alcaldesa de Lobios tiene "claro" que son intencionados y ve "injustificable" el daño al potencial turístico de esta zona natural

OURENSE, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La primera semana del mes de abril arroja un saldo de unas 20 hectáreas de monte arbolado y raso quemadas en sendos incendios registrados en los municipios ourensanos de Lobios y Entrimo, integrados en el territorio del parque natural Baixa Limia-Serra do Xurés, que forma parte de una reserva de la biosfesa transfronteriza junto con el parque portugués Peneda-Gêres.

Según los datos de la Xunta, el día 1 de abril se registró un incendio en una ladera escarpada de Río Caldo (Lobios) que en 11 horas quemó 15 hectáreas de monte arbolado autóctono formado por ejemplares de robles y alcornoques, según han detallado a Europa Press vecinos de la parroquia.

En su extinción trabajaron 6 agentes forestales, 14 brigadas, 5 camiones autobomba, 7 helicópteros --uno procedente de Asturias-- y 4 avionetas de carga en tierra. Este fuego se reactivó el día 2 de abril y durante otros tres días, según datos de la Xunta, afectó a otra hectárea de arbolado autóctono, hasta su extinción.

Los trabajos de control y extinción del fuego reactivado precisaron, en los tres días, a 10 agentes, 20 brigadas, 5 motobombas y 9 helicópteros de extinción.

En la tarde del día 6, cerca de las 21,00 horas, según fuentes oficiales, un fuego comenzó en la cuneta situada en frente del cementerio de A Illa (Entrimo), en el parque natural y en el borde de su zona de reserva total. La extinción se produjo después de la medianoche tras el trabajo de 2 agentes forestales, 6 brigadas y 2 camiones autobomba.

"INTENCIONADOS" E "INJUSTIFICABLES"

La alcaldesa de Lobios, María del Carmen Yáñez, ha explicado a Europa Press que el incendio registrado en Río Caldo, como cualquier otro en el ámbito del parque, "está claro que fue intencionado" pero dijo desconocer los posibles motivos "porque normalmente se achaca al pastoreo, pero en Lobios ya no queda ganado y la zona afectada no tenía nada que ver con posibles pastos".

La ladera que ardió era "de gran riqueza ecológica por lo que es injustificable e incomprensible que le pongan fuego pues tampoco hay conflictos entre los cazadores en ese lugar". A una pregunta sobre la superficie afectada, un total de 16 hectáreas, la regidora ha manifestado que da "la misma importancia a una que a diez hectáreas" pues se habla "de un parque natural que además es el potencial turístico de toda esta comarca".

Tras recordar un "gran incendio" anterior, originado en Portugal y que llegó a los montes de Lobios, en el año 2011, ha relatado que en el pueblo "viven tranquilos" cuando llegan varias brigadas del ejército, que cada año se asientan en la localidad durante la época de mayor riesgo de incendios para realizar "labores de disuasión y vigilancia". "Parece que son eficaces porque cuando ellos están la actividad incendiaria desciende", subraya.

SIN PELIGRO PARA VIVIENDAS EN ENTRIMO

Por su parte, el alcalde de Entrimo, Ramón Alonso, ha señalado a Europa Press que, tras el incendio de la noche del lunes, hay brigadas que refrescan la zona durante la mañana del martes y que, a pesar de iniciarse cerca del cementerio, ni las viviendas ni habitantes del pueblo de A Illa corrieron peligro.

En la actualidad, equipos especializados del servicio público de extinción y de la Guardia Civil investigan el origen y posibles causas de ambos incendios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies