El PSdeG cree que la Xunta hace un "reconocimiento de culpa" al cambiar la legislación de incendios en sus cuentas

Leiceaga
EUROPA PRESS
Publicado 21/10/2017 11:47:46CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, considera que la Xunta hace un "reconocimiento de culpa" de la ola de incendios que afectó a Galicia esta semana al incluir en la ley de acompañamiento de los presupuestos para 2018 una "modificación muy sustancial" de normativa que afecta al funcionamiento del sector forestal.

   En una rueda de prensa ofrecida este sábado en el Parlamento de Galicia después de que el Gobierno gallego presentase las cuentas para el próximo año, Leiceaga ha asegurado que con los cambios introducidos "de entrada hay un reconocimiento de culpa" que contrasta con el "discurso oficial" de que "todo está bien", "que hubo situaciones excepcionales, un terrorismo incendiario y que el problema siempre son los otros".

   Y es que, según ha explicado el dirigente socialista, "de forma silenciosa y sin que aparezca reflejado" en la comunicación oficial del Ejecutivo autonómico, el Gobierno gallego promueve "una transformación bastante relevante de las leyes que afectan a las fajas de seguridad en las infraestructuras viarias o en los núcleos de población".

   "Esto indica que aquí hay un problema serio de fondo que la Xunta no acometió en su momento y que es una de las cuestiones más relevantes a la hora de analizar los incendios de la pasada semana", ha manifestado.

   Además, el portavoz de los socialistas gallegos en el Pazo do Hórreo ha lamentado que el Ejecutivo presidido por Alberto Núñez Feijóo no aproveche para acompañar estos cambios de un "esfuerzo presupuestario" que haga posible cumplir lo que prevé la ley.

CAMBIOS

   En concreto, son varios los artículos que se modifican, pero, entre otras cuestiones, amplía de forma notable el artículo relativo a la limpieza y gestión de biomasa por parte de los propietarios, incluida la retirada de especies arbóreas antes de que finalice el mes de junio de cada año, para incidir en la repercusión de los costes que pueda ocasionar una ejecución subsidiaria.

   El procedimiento señala que, en el supuesto de incumplimiento de la limpieza obligada antes de que empiece el periodo de máximo riesgo de incendios, la Administración pública enviará al responsable una comunicación en la que se le recordará su obligación de gestión de la biomasa forestal.

   También se mantiene el plazo de quince días naturales para poder hacerlo y se especifica que éste será de hasta tres meses en el caso de las franjas laterales de las vías de comunicación, contado desde la recepción del aviso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies