O Ribeiro logra "minimizar al máximo" los daños del granizo en una vendimia que llega a su ecuador en Galicia

Vendimia en la Ribeira Sacra
CEDIDA
Publicado 17/09/2017 10:59:32CET

   La recogida avanza como una de las más largas de la historia de las DO, a la espera de la segunda recolecta por brotes verdes tras las heladas

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La vendimia llega a su ecuador en Galicia este fin de semana, en un año atípico marcado por las heladas de abril, la sequía y el granizo de finales de agosto, que llevan a tener una de las recogidas más largas en la historia de varias denominaciones de origen. Tras adelantarse en semanas en agosto, habrá un periodo de segunda recolecta entre finales de septiembre y mediados de octubre destinado al rebrote de racimos afectados por las bajas temperaturas de primavera.

   La cosecha de O Ribeiro fue la más afectada por el pedrisco caído el pasado 27 de agosto, pero "las bodegas reaccionaron" y "se consiguió minimizar al máximo los efectos" del granizo, según explica a Europa Press el presidente del consejo regulador la Denominación de Origen, Juan Manuel Casares.

   Al respecto, señala que se siguieron las directrices del consejo regulador y se adelantó "urgentemente" la vendimia, por lo que "se evitó lo que sí sería devastador" como pueden ser "enfermedades como la botritis".

   Así, la vendimia de las cepas afectadas por el pedrisco ya ha terminado, y ahora se encuentra en marcha el segundo tramo --de los tres que tendrá la vendimia--, el considerado como "normal", que no depende de los fenómenos meteorológicos adversos. Las tercera parte de la vendimia se hará entre finales de septiembre y primera quincena de octubre para aquellas uvas que rebrotaron tras las heladas de primavera.

   La denominación de origen de O Ribeiro cuenta con 73 bodegas que llevan recogidas cerca de 7,5 millones de kilos uvas (la campaña total de 2016 fue de 11,6 millones de kilos) con una calidad "estupenda".

   Sin embargo, aunque se insiste en que la cosecha será menor este 2017, Casares incide en que "entre sequía, helada y piedra este año hacer cualquier estimación es cuando menos arriesgado", por lo que pide "esperar a que termine la vendimia".

   Sobre este extremo, indica que "el pedrisco afectó de una manera desigual" a O Ribeiro, en especial a Castrelo de Miño y Cenlle, "y dentro de las zonas que tocó también desigual". Así, la piedra "tocó sobre todo la parte superior" de los racimos en las cepas con poca hoja.

VENDIMIA GENERALIZADA EN RÍAS BAIXAS

   Tras recoger más de 20 millones de kilos en la DO de Rías Baixas al terminar la primer semana de septiembre, entre esta semana y la que viene avanzará el grueso de la cosecha que está generalizada en las cinco subzonas --Condado do Tea, Ribeira do Ulla, O Rosal, Soutomaior y Val do Salnés--.

   Por su parte, el director técnico del consejo regulador de Rías Baixas, Agustín Lago, valora que la uva presenta una estado fitosanitario "prácticamente perfecto".

   En este sentido, mantiene sus previsiones de repunte de producción del 12% respecto a 2016 hasta los 37,6 millones de kilos de uva, en la denominación a la menos han afectado las heladas y a la que no llegó el pedrisco.

"MUY POR ENCIMA DE LAS ESTIMACIONES" EN VALDEORRAS

   En Valdeorras, el presidente del Consello Regulador, José Luis García Pando, asegura que "es pronto para ofrecer datos", pero avanza que la producción va a quedar "muy por encima de las estimaciones iniciales de caída", ya que "las medidas y cuidados paliativos ayudaron a recuperar una gran parte de las vides afectadas".

   En declaraciones a Europa Press, García Pando sostiene que "el hecho de que casi todas las bodegas hubiesen iniciado la vendimia" a finales de agosto cuando se produjo el granizo "minimizó el efecto de la piedra".

   Aunque hubo "algunos núcleos afectados, sobre todo en la zona de Vilamartín", "en general" resalta que "no hubo grandes daños por el granizo en las viñas valdeorresas".

   Además, la vendimia se alargará "hasta bien entrado octubre" en un segunda fase de recogida que comenzará a partir de ahora en muchas bodegas por las bajas temperaturas de abril. "La uva de Valdeorras será excelente en términos cualitativos y esperamos salvar los muebles en términos cuantitativos", agrega.

LA RECOGIDA MÁS LARGA DE MONTERREI

   En Monterrei se vive la vendimia "más larga de la denominación", tras iniciarse el 26 de agosto se alargará hasta mediados de octubre, según a apunta a Europa Press el director técnico de la DO, Luis Miguel López.

   En lo que va de vendimia se han recogido 1,1 millones de kilos de --el año pasado fueron 4,4 millones de kilos--, con la previsión de bajada pero sin estimación numérica. Aquí hay "una irregularidad muy grande en las parcelas y en la misma cepa", ya que "hay racimos que están maduros y otros que aún no alcanzaron el grado óptimo de maduración".

RIBEIRA SACRA, VAN MÁS DE DOS MILLONES DE KILOS

   En Ribeira Sacra, el presidente del consejo regulador de la DO, José Manuel Rodríguez, señala a Europa Press que van "algo más de dos millones de kilos" de uvas recogidos, con una vendimia "tranquila" que llega a su "ecuador" este fin de semana, así como con unas condiciones climáticas "relajadas".

   Y es que "la helada afectó menos" a Ribeira Sacra que a otras denominaciones, aunque en algunas zonas sí que dará lugar una segunda vendimia. El objetivo es que se ronden los seis millones de kilos de uvas, igual que en 2016.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies