El Banco de Terras tramita la cesión de 837 fincas de unas 7.000 inscritas al cumplirse un año de funcionamiento

Actualizado 07/11/2008 14:12:38 CET

Suárez Canal estima que más de 500 agricultores y ganaderos "mejoraron" su base territorial a través del Bantegal

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Banco de Terras de Galicia (Bantegal) asumió los trámites de cesión de 837 fincas de las más de 7.000 inscritas en esta entidad desde que inició su actividad, en noviembre del año pasado. La cifra de parcelas en proceso de contratación o ya arrendadas superó "con muchísima amplitud" las previsiones de la Consellería de Medio Rural, que confiaba en alcanzar las 500 cesiones durante los primeros doce meses de funcionamiento.

Así lo aseguró hoy el titular de este departamento, Alfredo Suárez Canal, durante la presentación del balance de la gestión de este organismo orientado a potenciar el 'alquiler' de tierras aptas para el cultivo en estado de abandono a fin de facilitar la ampliación de la base territorial de las explotaciones agroganaderas que necesiten redimensionarse.

Precisamente, el conselleiro estimó que, de las más de 830 fincas en trámites de cesión, unas 500 se dirigirán a "mejorar" la superficie agraria útil (SAU) de agricultores y ganaderos de las 21 zonas de especial interés agrario (ZEIA) en las que comenzó a actuar el Bantegal.

Según informó, la entidad registró un total de 7.012 fincas inscritas que suman 3.000 hectáreas distribuidas en más de 120 municipios gallegos con vocación agroganadera. Los arrendatarios de las parcelas que se encuentran en trámite de cesión demandaron una superficie media de 1 hectárea, una característica que, a juicio de Suárez Canal, "supera de forma amplia la parcela media" de Galicia, de 2.300 metros cuadrados.

Los resultados del primer año de gestión del Bantegal demostraron, según subrayó el conselleiro, que la entidad es "una herramienta útil y potente" para recuperar "todas" las tierras susceptibles de ser cultivadas (SAU) en un plazo de cinco años, una finalidad que persigue la Lei do Banco de Terras de Galicia.

"Todos los datos empíricos ponen en evidencia que el Bantegal fue un acierto", manifestó después de reiterar la "satisfacción plena" de su departamento y afirmar que este sistema marcará "un antes y un después" en el mercado de la tierra y en la recuperación de la SAU abandonada.

OTRAS 16 ZEIAS EN 2009

Tras conocerse los resultados que mejoraron las previsiones de Medio Rural, su titular avanzó que su departamento prevé aprobar la creación de otras 16 zonas de especial interés agrario, que se sumarán a las 21 ya existentes y que coinciden con las comarcas que concentran la mayor actividad agroganadera de Galicia.

En noviembre del año pasado, Medio Rural declaró las primeras cinco áreas de actuación, las comarcas de Ordes (A Coruña), A Terra Chá (Lugo), A Limia (Ourense), Baixo Miño y Deza (Pontevedra). Posteriormente, en enero se decretaron otras 16 más.

OPERATIVO COMPLEJO

El director xeral de Estruturas e Infraestruturas Agrarias, Xosé Carballido, calificó de "reto" la puesta en marcha de un operativo "complejo" al que contribuyó esencialmente, como destacó, la colaboración de las universidades de Santiago de Compostela (USC) y de A Coruña (UDC), que diseñaron un programa de gestión, Xetegal, con el que se permitió el acceso a más de 12 millones de fincas registradas en el catastro "vía web".

"Cualquier persona puede acceder a la consulta de los 12 millones de fincas de nuestro país", apuntó por su parte el conselleiro, que agradeció la colaboración de la Gerencia Regional del Catastro de Galicia.

Ambos responsables de Medio Rural aprovecharon la presentación de los datos para "invitar" y "animar" a todos los propietarios de la comunidad a incorporar su finca, tras señalar que la Xunta garantiza la devolución de las tierras cuando concluyan los cinco años de cesión "en mejor estado del que se entregaron", así como el pago mensual de las rentas correspondientes al arrendamiento.

En esta línea, Carballido insistió en que la ampliación de la superficie de una explotación beneficiará especialmente a las explotaciones lácteas y productoras de carne de vacuno, dado que les permitirá disponer de más pastos para alimentar a las reses y reducir la "dependencia" de piensos y forrajes.

Por otra parte, Suárez Canal apuntó que, tras cumplirse el primer año de funcionamiento, Medio Rural podrá actuar en aquellas zonas de especial interés agrario donde haya demanda de tierra apta para el cultivo y propietarios que mantengan sus parcelas abandonas.

No obstante matizó que la Administración gallega comenzará a estudiar estas actuaciones en ZEIAS y zonas de concentración parcelaria, "no como elemento coercitivo", sino a fin de que la ley funcione como "estímulo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies