La CIG da una semana de plazo a Medio Rural y Medio Ambiente para negociar la situación laboral de los agentes forestales

Actualizado 18/09/2008 15:16:51 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La CIG recordó hoy que las consellerías de Medio Rural y Medio Ambiente tienen una semana de plazo para convocar a las tres organizaciones sindicales --UGT, CIG y CC.OO.-- a una reunión en la que se negocien las condiciones laborales de los 560 agentes forestales y medioambientales dependientes de los dos departamentos.

El secretario nacional de la central, Manuel Gallardo Canitrot, advirtió de que, si no reciben una convocatoria entre finales de este mes y principios del próximo, adoptarán "otro tipo de medidas de presión". Su objetivo es lograr mejoras laborales para el conjunto del colectivo "como una única escala" y a través de "una única negociación".

Así, señaló que el compromiso alcanzado el pasado día 11 entre representantes de las dos consellerías fue llamar a los delegados sindicales a un nuevo encuentro que se celebraría entre el 21 y el 27 de septiembre. La falta de acuerdo en la elección de una fecha se debe, según apuntó, a "un problema político exclusivamente".

En rueda de prensa, denunció que el reparto de los efectivos en dos departamentos, 410 en Medio Rural y 150 en Medio Ambiente, está provocando "descoordinación" y una "situación de abandono" tanto para los propios profesionales como para el servicio público que prestan.

Así lo expusieron dos agentes, Zeltia Burgos y Xosé Barbazán, quienes lamentaron que las labores vinculadas a la prevención y extinción de incendios traslade los efectivos de Medio Ambiente a Medio Rural dejando "descubierto en verano" el servicio que prestan en labores vinculadas a la preservación del patrimonio natural. A este respecto señalaron que este transvase de efectivos no está recogida en ningún protocolo de actuación.

Con respecto a la posibilidad de sumar sus reivindicaciones a las de la Plataforma de Agentes forestales y medioambientales de Galicia, integrada por CC.OO., UGT y CSI-CSIF, Gallardo Canitrot aseguró que existen "diferencias importantes" que sería necesario "limar". No obstante, afirmó no oponerse a la unidad sindical.

Entre esas diferencias subrayó que el objetivo de la CIG es reducir la jornada de 12 horas que asume el colectivo de agentes para favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral. "Al final pueden ser entre 16 y 18 horas", destacó.

El sindicato nacionalista entiende que las demandas de la Plataforma se ciñen exclusivamente a exigir mejoras salariales en concepto de esas horas trabajadas. "No se pueden hacer 12 horas de trabajo, aunque haya que actualizar el montante económico y fijar retribuciones especiales", reiteró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies