Rural.- La CIG eleva a 10.000 las hectáreas quemadas "solo este fin de semana" en Ourense

Actualizado 17/10/2011 20:19:46 CET

Un fuego en Rodeiro (Pontevedra) afecta a unas 100 hectáreas, según apuntan los propios brigadistas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CIG ha asegurado que ardieron "más de 10.000 hectáreas solo este fin de semana en Ourense", por lo que el Macizo Central "está prácticamente calcinado" --unas 5.000 hectáreas-- y se vieron afectadas la sierra de Avión, el parque natural de O Invernadoiro y el de O Xurés --casi 3.000 hectáreas--.

Esta es "la realidad, perfectamente contrastable" que el sindicato traslada a través de un comunicado en el que subraya que "hubo importantísimos incendios en los ayuntamientos limítrofes o próximos a Ourense", entre los que cita a Paderne, Taboadela, Allariz, Maceda, Baños de Molgas, Celanova, Cortegada, Cea, A Peroxa, Pereiro de Aguiar y Nogueira de Ramuín.

Según denuncia la central sindical, "muchos incendios quedan ya sin atender por falta de personal, por lo que no va nadie a hacerle frente". También señala fuegos "de más de 1.000 hectáreas" que son atendidos por "una sola brigada y un agente forestal".

"Apenas hay motobombas", agrega e incide en que algunas "incluso tienen que abandonar el incendio por no haber nadie que le lleve una garrafa de gasóil"

La CIG asegura que la Xunta rescindió el contrato de "cientos de brigadistas" a mediados de septiembre, cuando "ya conocía las predicciones" de tiempo "extremadamente seco para octubre".

Critica que "no cubrir" las bajas de personal ni las vacantes hace que brigadas se vean "en la obligación de afrontar un incendio con dos, tres personas, en lugar de cinco, siete, como es habitual". Y denuncia que los trabajadores desarrollan "jornadas mínimas de 12 horas diarias".

Asimismo, censura el "desmantelar" las brigadas de investigación de incendios forestales, que hace "más difícil" la detención de los incendiarios.

"OCULTACIÓN" DE LOS DATOS

De igual modo, brigadistas cargan contra la "descoordinación" y falta de medios en las labores para tratar de extinguir el fuego y censuran la "ocultación" de los datos por parte de la Consellería de Medio Rural, que trata de reducirlos porque "trabaja para las estadísticas".

Así, uno de los trabajadores del servicio contra incendios en la provincia de Pontevedra, en declaraciones a Europa Press, informa de que un fuego se encuentra activo en la localidad pontevedresa de Rodeiro, en una zona de montaña de "bastante difícil acceso", y ha arrasado unas 100 hectáreas según las estimaciones de los propios brigadistas.

Sus valoraciones contrastan con las de Medio Rural. Así, el incendio de A Gudiña, que para la consellería afecta a unas 150 hectáreas, "ha quemado más de 1.000 hectáreas" para los brigadistas, al arrasar tres vaguadas y dos laderas, aseguran fuentes próximas a los trabajadores.

"UNA NUEVA NEGLIGENCIA TEMERARIA"

Por su parte, el colectivo Estudo e Defensa da Natureza (Erva) ha reprochado a la Xunta "la política de austeridad de Feijóo aplicada al operativo contra incendios", a su manera de ver, "una nueva negligencia temeraria".

En este sentido, la asociación señala razones "que evidencian el fracaso" de la lucha contra el fuego. Se refiere, así, a una prevención "deficiente y mal planificada", "recortes", una "deficiente" coordinación del operativo, medios humanos "desestructurados" y la "falta de transparencia".

Por último, alude a extinciones "inseguras e inacabadas", a la "ocultación de recortes" y la utilización de la Unidad Militar de Emergencias (UME) "como excusa", "falta de sensibilidad" con el patrimonio natural protegido e "investigación sin criterios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies