Las denominaciones de origen gallegas generaron un volumen de negocio de 265 millones de euros en 2008

Actualizado 21/08/2009 16:20:38 CET

Medio Rural revisará el funcionamiento de estos organismos para eliminar "trabas" y estudiará sancionar la competencia desleal

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las denominaciones de origen gallegas generaron un volumen de negocio de más de 265 millones de euros y dieron empleo directo a más de 62.000 personas en 2008, según informaron hoy representantes de la mayor parte de los consellos reguladores, que se reunieron con el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez.

El responsable de este departamento sostuvo que la "política de fomento de la calidad va a seguir siendo un eje fundamental" para Medio Rural y destacó que la imagen que proyectan las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas protegidas es "positiva" para Galicia y para todos sus sectores. En este sentido, abogó también por la internacionalización de los productos que tengan posibilidades de acceder a nuevos mercados extranjeros.

"Vamos a mantener el rigor y la seriedad en el control de las producciones", dijo Juárez, que consideró que todos los productos deben estar "dentro de los parámetros" que requiere la marca de calidad para "evitar el desprestigio". Al hilo de ello, anunció un proceso de revisión del funcionamiento de estas indicaciones protegidas, con el fin de "eliminar trabas" a su crecimiento y detectar dónde están los problemas.

Estas trabas, explicó, son "distintas" para cada producto. En algunos casos, concretó, los problemas se derivan de inconvenientes estructurales o normativos, mientras que otros se ven afectados por "competencia desleal". Además, abogó por el intercambio de experiencias e información entre las denominaciones, pues las que tienen más recorrido pueden aconsejar a las de reciente creación.

El conselleiro indicó que apostará por una primera labor de formación de los profesionales de la restauración para que sean capaces de identificar qué productos pertenecen a una marca de calidad gallega y cuáles no. Una segunda fase se centrará en el control y las "acciones efectivas" para "evitar las acciones fraudulentas". Así, apostó por un "control más estricto e incluso sanciones".

INSTITUTO DA CALIDADE ALIMENTARIA

Juárez se refirió también al futuro del Instituto da Calidade Alimentaria (Incagal), que los representantes de los consellos reguladores pidieron desarrollar. "Es un organismo que arrancó hace poco tiempo", dijo el conselleiro, que manifestó esperar que "sirva de apoyo a las denominaciones de origen" y pueda prestar infraestructuras a las agrupaciones más pequeñas.

Además, en cuanto a los laboratorios certificadores, el responsable de Medio Rural aseguró que hay una serie de laboratorios que "no tienen las acreditaciones necesarias para realizar ciertas analíticas", sobre todo en el sector del vino.

Los análisis, dijo, se tienen que hacer fuera de Galicia o en laboratorios privados y la pretensión de la Xunta es que los laboratorios oficiales "puedan cubrir todas las necesidades de las denominaciones de origen gallegas" y los estudios se hagan en las instalaciones de la comunidad.

"AMORTIGUADORES" CONTRA LA CRISIS

Por otra parte, el presidente del Consello Regulador de la Denominación de Orixe Ribeira Sacra, José Manuel Rodríguez, explicó que el valor de los productos con marca de calidad es que venden "diferenciación" y que, al desarrollarse todo el proceso en Galicia, es sencillo seguir su "rentabilidad".

En este sentido, indicó que estos productos cuentan con "amortiguadores" para soportar la crisis que otros productos no tienen. De hecho, en los últimos años los productos protegidos en Galicia han elevado su cifra de negocio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies