Una firma gallega, Diputación de Pontevedra y Juana de Vega estudiarán la mejora de las propiedades del kiwi

 

Una firma gallega, Diputación de Pontevedra y Juana de Vega estudiarán la mejora de las propiedades del kiwi

Actualizado 04/12/2008 17:01:57 CET

PONTEVEDRA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La empresa gallega Trading House Amodia, Diputación de Pontevedra y la Fundación Juana de Vega impulsarán un proyecto de investigación dirigido a mejorar las propiedades cualitativas del kiwi, así como a favorecer la rentabilidad de su cultivo y la identificación del fruto autóctono en el mercado.

Los municipios pontevedreses de Oia, Tomiño, O Rosal y A Guarda producen el 65 por ciento del total de kiwi cultivado en el Estado, dado que las explotaciones gallegas dedican unas 500 hectáreas a estas plantaciones.

Así lo acordaron a través de un convenio de colaboración el gerente de la firma de Vilagarcía de Arousa, Luciano Martínez, y el presidente del ente provincial, Rafael Louzán, quienes explicaron que el objetivo de la iniciativa es producir un fruto de cualidades "idóneas".

La empresa vilagarciana se encargará de tomar las muestras en dos explotaciones comerciales ubicadas en Moeche (A Coruña) y la localidad lusa de Valença do Minho para el estudio de su evolución estacional, una labor que se realizará en la Estación Fitopatolóxica do Areeiro, dependiente de la Diputación de Pontevedra. Por su parte, la Fundación Juana de Vega financiará el proyecto.

En concreto, el estudio pretende cuantificar los efectos de la modificación de tres factores --la exposición de fruto, el método de fertilización y el sistema de conducción del kiwi-- sobre diversas propiedades cualitativas del producto: su materia seca, almidón y acidez.

Asimismo se controlará la evolución de las propiedades químicas de la planta y el fruto, sobre todo en cuanto a sus índices de nitrógeno, potasio, calcio y magnesio, a fin de establecer los niveles óptimos de esos parámetros.

Según recordó el ente provincial en un comunicado, España consume 80.000 toneladas de este fruto pese a producir poco más de 10.000 toneladas, una circunstancia que obliga a adquirir kiwi foráneo, sobre todo de Nueva Zelanda. Precisamente, Asturias, País Vasco y Portugal están ampliando la superficie dedicada a su cultivo, que en el país vecino se declaró estratégico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies