Rural.- Guardias forestales desconvocan las concentraciones al lograr reuniones con Medio Rural y Medio Ambiente

Actualizado 26/06/2007 20:25:46 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El colectivo de guardias forestales de Galicia --integrado por 550 agentes dependientes de las consellerías de Medio Rural y Medio Ambiente que vigilan los montes y coordinan tareas de extinción-- han desconvocado las movilizaciones previstas para los próximos días, al acceder estos departamentos autonómicos a mantener con ellos sendas reuniones la semana que viene.

Estas reuniones se producen después de que unos 70 guardias forestales se concentraran hoy en Santiago para denunciar que, tanto el número de estos agentes, como los medios con los que cuentan "no son adecuados ni suficientes" para hacer frente a la campaña de alto riesgo de incendios, activada el pasado 15 de junio.

Coreando "negociación no imposición" --en referencia a que hace un año que Medio Rural y Medio Ambiente "no se sentaban" a negociar con ellos estas mejoras-- se situaron en las entradas de acceso a la Xunta, dificultando el paso a estos edificios administrativos; o el tráfico en la zona, ya que realizaron breves sentadas. Sin embargo, no llevaron a cabo, finalmente, el encierro anunciado en estas dependencias.

Tras estos actos, consiguieron que responsables de ambos gabinetes se comprometieran a fijar una reunión para finales de la semana que viene, un gesto que fue valorado como "positivo" por estos trabajadores.

Además, también admitieron la posibilidad de que los otros tres encierros previstos, para los próximos tres días, tampoco tengan lugar, ante el "gesto de buena voluntad" de la Consellería de Presidencia, que se reunirá con ellos el jueves.

En cualquier caso, estos efectivos defendieron la necesidad del tipo de acciones como llevaron a cabo la mañana de hoy para "dar a conocer" a la sociedad que Galicia "no está preparada" para hacer frente a la época de alto riesgo de incendios del verano, al tiempo que denunciaron que los trabajos de prevención no han sido "los adecuados".

Así lo alertó a los medios de comunicación Alejandro Rodríguez Pazos, guardia forestal y portavoz de CC OO, sindicato que junto al CSI-CSIF, UGT y Aprafoga convocó el encierro de la mañana, que se reconvirtió en concentración.

"El dispositivo no está coordinado lo suficiente ni preparado para la campaña que se nos viene encima", aseguró Rodríguez Pazos, quien condicionó a la "climatología" que no se repita la crisis incendiaria como la del pasado mes de agosto, cuando entre los días 4 y 14 ardieron más de 82.000 hectáreas y un millar de núcleos de población estuvieron amenazados por las llamas.

COORDINAN EL 90% DE LOS INCENDIOS

Precisamente, denunció que, "se desconoce, de momento", si los guardias forestales de Medio Ambiente van a participar en el dispositivo de lucha contraincendios del verano. Por ello, consideró que en este proceso tanto Medio Rural como Medio Ambiente los han "ninguneado" y "no los "han tenido en cuenta" a la hora de mejorar el dispositivo, "cuando estos agentes coordinan el 90% de los incendios".

Por estos motivos, criticó el hecho de que desde 1984 "no se haya incrementado" la plantilla de estos efectivos, "cuando, por contra, sí han aumentado el número de incendios y la superficie protegida"

Además, denunció el material "precario" con el que cuentan, "que los sitúa a la cola de España, ya que apuntó que existen guardias forestales --que deben vigilar el monte-- sin prismáticos, o con monos de trabajo "no aptos" para acercarse a un fuego --con un 35% de acrílico-- aunque aclararon que, entre sus funciones, no está la de extinción, sino la coordinación de esta tarea.

VOLUNTARIOS

Precisamente, estos guardias forestales criticaron que los voluntarios, coordinados por Vicepresidencia, "sí cuenten con material que nosotros venimos demandando desde hace 20 años", entre lo que citó, los prismáticos, al tiempo que advirtió de la "falta de preparación y formación" de esta gente para la tarea encomendada.

"Si hay un incendio, yo desde luego no los voy a meter", aseveró Alejandro Gómez, sobre los voluntarios, que, de cualquier modo, sólo pueden vigilar y no les está permitido participar en tareas de extinción.