Los incendios forestales en Galicia se redujeron un 76% en lo que va de año con respecto a 2006

Actualizado 05/10/2007 18:25:05 CET

Medio Rural admite la influencia "importante" de las lluvias pero destaca el "peso" de las medidas de prevención y disuasorias

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Galicia registró en lo que va de 2007 un total de 1.689 incendios forestales que calcinaron 2.859,64 hectáreas, lo que supone una caída del 76% del número de fuegos y del 97% en terreno raso y forestal ardido con respecto al pasado año, en el que la Comunidad gallega tuvo que hacer frente a una ola incendiaria que, en tan sólo catorce días, arrasó 82.000 hectáreas, lo que supuso el 87,3% del total devastado por las llamas en todo 2006.

"Son datos esperanzadores que nos motivan a seguir trabajando en la hipótesis de que la sociedad gallega no se resigna a soportar un media de 10.000 incendios forestales con 30.000 hectáreas calcinadas", proclamó el conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, en la presentación de un balance "provisional", ya que anunció una información "más detallada y profunda" en el próximo pleno del Parlamento.

En lo que fue definida como una presentación "sintética y rigurosa", Medio Rural ofreció los datos de la época de máximo riesgo de incendios todavía inconclusa, ya que según la orden publicada en el DOG, ésta se inicio el 15 de junio y finalizará el 15 de octubre. Julio, agosto y septiembre concentraron 1.073 incendios que calcinaron 1.989,59 hectáreas, lo que supone, respectivamente, el 63,5% de los fuegos acontecidos en lo que va de año y el 69,5% del monte raso y arbolado calcinado por las llamas hasta ese mismo período.

A pesar de dar a conocer las cifras de la campaña de alto riesgo de este año, el balance de Medio Rural descartó entrar en una comparativa con el ejercicio y meses del verano del pasado año, "para evitar una distorsión en la que nos favorecería el resultado con respecto al actual", argumentó Suárez Canal.

Precisamente, en 2006 se registraron 6.997 fuegos que llegaron a devastar 93.887,57 hectáreas, 82.000 tan sólo en catorce días de agosto en una ola incendiaria que llegó en más de un millar de ocasiones a amenazar vidas e inmuebles. No obstante, y tal y como recordó Suárez Canal, este año no se produjo ningún nivel de alerta 1.

LA CLIMATOLICIA Y EL "PESO" DE LA PREVENCION.

El titular de Medio Rural admitió la incidencia de la "variable importante" de la climatología en el descenso del número de incendios en esta campaña de verano. Sin embargo, reveló que, de media, cayeron en estos tres meses de verano 35,1 litros, frente a los 49,9 de medida de los últimos ocho años, "donde sólo junio y julio de 2007 llovió más que en los mismos meses de este período".

Por estos motivos, y aunque insistió en que que la climatología fue un factor favorable, defendió que han "tenido su peso" en este resultado de descenso de incendios y hectáreas calcinadas, las medidas de prevención; los dispositivos disuasorios; y la persecución "más intensa" de los incendiarios, entre los que destacó el incremento "significativo" de la colaboración ciudadana, que permitió detener a 162 personas en lo que va de año, "el 9,59% de los fuegos registrados".

Asimismo, Suárez Canal también reveló que, en comparación con el pasado año, en lo que va de 2007 se ha reducido de un 73,63% a un 63,82% la intencionalidad como principal causa detrás de los incendios.

COMPARACION CON EL PERIODO 1997-2005.

Sin embargo, esta fueron las pocas comparaciones con el pasado año de Medio Rural, ya que el conselleiro focalizó su evaluación con respecto a la media incendiaria y de hectáreas calcinadas en el período que comprende 1997 y 2005, que coinciden con las dos últimas legislaturas del PPdeG antes de la llegada del PSdeG y BNG a la Xunta.

Con este período como referente, Suárez Canal destacó la caída en 2007 de un 83,79% del número de incendios y de un 90,48% de las hectáreas calcinadas, ya que en estos ocho años se registraron de media anual 10.417 fuegos con una superficie media rasa y arbolada calcinada de 30.034 hectáreas.

Asimismo, también subrayó que estos datos revelan el cumplimiento de los objetivos marcados por el Pladiga para 2007 que eran los de reducir en un 20% la superficie media quemada entre 10997 y 2006, al lograr un 90% de caída; mermar en un 20% el número de incendios; y también el de bajar el tiempo de control de un fuego, que este año se ha logrado en 40 minutos antes.

DIRECCION ADECUADA.

Por estos motivos, consideró que Medio Rural está trabajando en la "dirección adecuada". Así, se mostró confiado en que en un futuro de "unos diez años" se logre reducir la intencionalidad en los incendios a "meramente anecdótica" y auguró que los fuegos que se produzcan tendrán como origen la negligencia o fenómenos ambientales.

No obstante, advirtió de que la "batalla" contra los incendios forestales se trata de una lucha "a medio y largo plazo". Por ello, apeló a "poner toda la carne en el asador" para evitar que se puedan volver a dar en otras campañas "circunstancias complicadas"

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies