Rural.- PSdeG critica que Quintana "aplauda" el reparto de la PAC, que "consolida 7 años" de "discriminación" a Galicia

El socialista Pablo García
Europa Press
Publicado 22/01/2014 14:03:15CET

García pide la comparecencia de la conselleira y achaca el resultado de la negociación a que no acudió con el respaldo de sector y partidos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El responsable del sector agrario del Grupo Parlamentario del PSdeG, Pablo García, ha criticado que la conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, "aplauda y saque pecho" de los criterios de reparto de la política agraria común (PAC) acordados en la conferencia sectorial que ha tenido lugar esta semana, un pacto que, según ha advertido, es "dramático" porque consolidan y dan legalidad siete años a la desproporción y discriminación" con Galicia.

Para Pablo García, que ha anunciado en rueda de prensa que se presentarán mociones en los ayuntamientos agrarios de Galicia con un texto como el que se pactó en Asturias y que ha pedido la comparecencia de Quintana en la Cámara, esta situación se deriva de que la conselleira acudió a Madrid "a no perder demasiado" y sin un acuerdo de los grupos parlamentarios y el sector que la avalase, como sí ocurrió con otros territorios como el asturiano.

"No es positivo porque no podía salir bien, iba en unas condiciones sin posición clara, sin un marco de negociación porque rechazó las propuestas del sector", ha censurado el parlamentario socialista, quien ha concluido que "de una negociación tan dura no se podía salir bien" con estas premisas de partida.

Entre las cuestiones que ha criticado se encuentra que no pueda haber trasvase de las ayudas entre los territorios y que se haya "perdido una oportunidad histórica" de premiar el empleo en el sector, ya que por primera vez los estados miembros podían definir los criterios de reparto de las ayudas.

El diputado socialista ha incidido que las ayudas de la PAC no son "un plus" para los gallegos, sino que son subvenciones que les permiten "seguir compitiendo", al respecto de lo que ha puesto el ejemplo de la producción láctea: "Si un ganadero francés cobra tres céntimos por un litro y uno gallego, un céntimo, no va a poder competir".

FONDOS

Por otro lado, ha manifestado que en el acuerdo, que está colgado en la página web del Ministerio de Agricultura, no aparece "todo lo que se vende" por parte de la conselleira, quien evitó hablar de cifras globales de las cuantías que percibirá Galicia, aunque sí estimó en 160 millones anuales las ayudas del primer pilar (pagos directos).

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, informó de que, para el periodo 2014-2020, Galicia recibirá 889,8 millones de euros en el reparto del segundo pilar, lo que supone unos 127 millones anuales procedentes de este tipo de fondos, que son los destinados a desarrollo rural. Sumados los dos pilares y la aportación que deben hacer Comunidad y Estado (el 25 por ciento del total), los fondos gallegos anuales de la política agraria alcanzan los 330 millones.

Sobre este extremo, Pablo García ha censurado que Galicia no "consumía" los fondos en anteriores ejercicios, a lo que ha sumado el hecho de que ahora la comunidad aporta el 70 por ciento (de ese 25 por ciento), mientras que hasta ahora era a partes iguales (50 por ciento Xunta y 50 por ciento Estado).

El responsable de Medio Rural en al Cámara autonómica ha advertido de que los socialistas seguirán pendientes de la "negociación" y será uno de los "caballos de batalla" de su formación, tanto en el Parlamento como en los ayuntamientos.

MOCIÓN

De esta forma, recuperarán una moción para llevarla a los municipios para que, por ejemplo, se puedan modificar los criterios de agricultor activo, para que, al menos, los ingresos agrarios que obtiene el agricultor o ganadero procedan en un 25 por ciento de la propia actividad. Según los criterios aprobados, basta con que las ayudas no superen el 80 por ciento (de 100 euros de ingresos agrarios, no más de 80 de subvención) para tener esa consideración.

Para Pablo García, esto es un porcentaje "muy raquítico" y favorece a terratenientes como la "duquesa de Alba", a los que también beneficia el reparto de las ayudas por hectárea en relación a la producción, ya que es suficiente "una oveja y su cordero por hectárea" para poder solicitar las ayudas.

Los socialistas también defienden un tope de 150.000 euros de ayudas de la PAC por explotación y que se establezca un pago por hectárea proporcionalmente regresivo, de forma que se primen las primeras 24 hectáreas declaradas, teniendo en cuenta que las explotaciones gallegas son minifundistas.