Quintana avanza que "no habrá ceses" por la gestión de los fuegos y denuncia que hay incendiarios "tecnificados"

Actualizado 27/08/2006 16:39:30 CET

Critica "cierto interés en magnificar únicamente" una tipología de pirómanos, como desequilibrados o personas con problemas personales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, anunció hoy que "no habrá ceses" en el Gobierno gallego por la gestión en la crisis de los incendios que asolaron la comunidad en la primera quincena de mes, en donde "surgió una categoría novedosa de incendiarios profesionalizados, tecnificados, que saben donde hay que plantar y lo hacen para provocar mucho daño y causar terror".

El líder nacionalista aseveró que el Ejecutivo gallego actuó "con seriedad y responsabilidad" para hacer frente a un "ataque masivo" que llegó a comparar con una guerra. Añadió que "se actuó con transparencia y dando la cara" y enfrentó esta situación con la del Prestige, "donde hubo un presidente y un conselleiro que se escondían se escapaban, que no decían la verdad y que le mentían a la gente".

En una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, Quintana anunció una nueva política contra el fuego para hacer frente a "un nuevo tipo de incendios", con llamas que se originan muy próximas a los núcleos de población.

Así, insistió en la destacar la profesionalización y los conocimientos tecnológicos de quienes queman el monte y criticó que "a veces existe cierto interés en magnificar y fotografiar únicamente aquella tipología de pirómanos que todos conocemos, desequilibrados, personas con determinados problemas personales".

Frente a ellos, citó ejemplos de incendiarios "que prendieron con puntualidad matemática" y que "sabían lo que hacían", como sucedió en Ribeira (A Coruña) y Ourense. "Se trata de una tecnificación y una profesionalización elevada, aunque el PP se empeñe en negarlo, no sé con qué objetivo y con qué interés".

INTENCIONALIDAD

Sin mencionar la existencia de tramas, el vicepresidente de la Xunta consideró que detrás de los incendios hubo "una primera intencionalidad de desestabilizar y crear terror en la población", con el objetivo de crear una sensación de caos y "que no haya una modificación real en el mundo rural".

De todas formas, Quintana aseguró que el Gobierno gallego acabará "con la economía del fuego", pese a que hay gente a quien eso "no le gusta". Sobre esas personas, afirmó que son los que "seguro, sí les gustan los incendios".

AYUDA ESTATAL

En cuanto a las ayudas del Ejecutivo central para paliar los daños, que la Xunta cifró en 40 millones de euros, el portavoz nacional del BNG las consideró "un primer paso", aunque colocó como más importante el plan de recuperación del monte que aprobará la próxima semana el Ejecutivo autonómico, con un presupuesto de más de 100 millones de euros.

Finalmente, el vicepresidente de la Xunta incidió en que Galicia tiene la mitad de la superficie forestal de España, "un lujo para el Estado y un coste importante para Galicia", por lo que consideró que debe ser normal la implicación del Gobierno central en esta materia. "Tiene que ser normal en el futuro porque hasta ahora no lo fue", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies