Rural.- El sumiller catalán Josep Roca ve en una situación "privilegiada" a los vinos gallegos

Publicado 02/06/2014 18:26:53CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sumiller catalán y copropietario de El Celler de Can Roca, considerado "uno de los mejores restaurantes del mundo", ha clausurado este lunes el primer Curso Superior de Sumiller Profesional, impartido por el Instituto Galego do Viño en la Cidade da Cultura, en el que ha destacado la situación "privilegiada" de los caldos gallegos.

Así lo ha presentado la directora del complejo situado en el monte Gaiás, Beatriz González Logroño, acompañada por el director del Instituto Galego do Viño, Xoán Cannas. Este último ha declarado como "un logro" ya que "es la primera vez que se hace un curso de estas características en Galicia y es una demanda histórica del sector".

"En muchos de los casos, el único interlocutor con el turista es el camarero, la persona que le habla de vino, de gastronomía y por ende también de cultura, de paisaje, de tradición", ha señalado Cannas, a lo que ha añadido que son "vendedores de un país" y que las salidas profesionales que ofrecen son "interesantísimas".

Josep Roca, al que Cannas ha presentado como "el mejor sumiller del mundo", ha agradecido formar parte de la ceremonia de clausura, un curso que "desde fuera" le parece "muy plácido". "He tenido la oportunidad de estar con los alumnos y creo que han crecido y que van a crecer a través de esos cimientos que han adquirido", ha añadido el catalán.

Asimismo, el sumiller ha comentado al respecto de que algunos de los alumnos de este curso sean de especialidades como arquitectura o medicina, que "la gastronomía está interpretada desde el punto de vista de la cultura, y desde el social", y que "la capacidad" de este sector de "proporcionar felicidad" hace que "esté ahora entrando en unos lugares donde antes era imposible".

VINO GALLEGO

Por otro lado, ha declarado que "el vino gallego está disfrutando de esa lentitud de reacción que le permitió no sentirse invadido por variedades mejorantes que destrozaran su patrimonio", en una situación "privilegiada". Además, no considera preocupante las copias de vino gallego, ya que ha asegurado que "es una suerte que te quieran copiar, ya que significa que eres auténtico, original e inspirador".

La directora de la Ciudad de la Cultura, Beatriz González Logroño, también ha manifestado que para la institución ha sido "un placer colaborar con el Instituto Galego do Viño en la promoción de la cultura gastronómica y vinícola" de la Comunidad gallega.

Los 25 alumnos que han formado parte de este curso los últimos nueve meses, que se evaluarán después del verano para superar la materia. El siguiente curso empezará el seis de octubre y el plazo de matrícula, que costará 3.750 euros a los alumnos, está ya abierto.

Para inscribirse en este curso, los interesados deberán cubrir un formulario en la página web del Instituto Galego do Viño, a las que seguirán entrevistas personalizadas a los aspirantes para seleccionar a los 25 que cumplen las aptitudes solicitadas por los entrevistadores. Las características que tendrán en cuenta para la selección serán por un lado los méritos académicos, pero según Cannas "sobretodo la ilusión".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies