Rural.- UU.AA. teme que Agricultura cambie el paquete lácteo en favor de la industria, con contratos de menos de un año

Publicado 22/01/2015 19:00:19CET

UPA denuncia una campaña de "acoso y derribo" de la distribución, en la que Eroski llega a vender leche a 28 céntimos el litro

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Unións Agrarias (UU.AA.) teme que la modificación del Minsterio de Agricultura al paquete lácteo introduzca medidas en favor de "la parte dominante" de la industria y distribución, al carecer de "contrapesos normativos que equilibre las fuerzas", en el que se abra la posibilidad de firmar contratos de menos de un año de duración y la figura del mediador sólo tenga un carácter voluntario.

Una cuestión que el sindicato agrario prevé que va a "someter a todo el sector primario a una continua pérdida de renta por las tensiones bajistas que los especuladores van a introducir en el mercado de leche sin ningún reparo".

Por ello, UU.AA. impulsará una ronda de contactos con diversos grupos políticos para tratar de alcanzar un compromiso conjunto en defensa del sector lácteo en Galicia, amenazado por una "tormenta perfecta" que se dará en los próximos meses con el fin de las cuotas lácteas.

Así, demandan una normativa "desde el sentido común" y pide que se dé validez a la primera redacción del borrador del decreto, puesto que mientras en la primera propuesta la renuncia a un año de contrato por parte de los ganaderos se daba sólo en circunstancias "excepcionales", esta cuestión "ya no queda recogida en la segunda propuesta".

CRÍTICAS DE UPA A LA DISTRIBUCIÓN

Por su parte, UPA ha denunciado este jueves la campaña de "acoso y derribo" que varias empresas de la distribución en España están haciendo en las últimas semanas y que daña de manera "significativa" al sector lácteo español.

En concreto, según la organización agraria, se vende leche de la marca Lagisa en Eroski a 28 céntimos de euro el litro y leche de Lactalis en Carrefour a 40 céntimos de euro el litro.

UPA ha insistido en la denuncia la venta a pérdidas y en la banalización de la leche y de los productos lácteos que de manera reiterativa llevan a cabo empresas de la distribución en España.

"En nuestro país el precio de la leche no lo determinan la oferta y la demanda en el mercado, sino que lo imponen las empresas de distribución y eso se traslada cómodamente por la industria hacia los ganaderos", ha señalado.

En este sentido, desde la organización agraria se insiste en la necesidad de que la duración anual de los contratos lácteos se convierta en una realidad "efectiva" y no en un "mero paripé".

Para ello, UPA considera fundamental que funcionen los instrumentos de control y las sanciones y "que a nadie le tiemble el pulso" al sancionar los incumplimientos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies