La Xunta destina 1,5 millones para que las tabernas y cantinas se incorporen a la Rede de Comercio Rural

Actualizado 09/04/2008 18:39:53 CET

Deberán mantener el establecimiento abierto y en funcionamiento durante 10 años y siguiendo unos requisitos de gestión

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Innovación e Industria no sólo se ha propuesto que los pequeños comercios del rural --tabernas o cantinas-- no desaparezcan debido a la importante labor social que realizan en estas zonas con población dispersa y de edad avanzada, sino que se animen, al igual que aquellas de nueva creación, a adherirse a la Rede de Comercio Rural Gallego. Para ello, ha creado una línea de ayudas de 1,5 millones cuya orden publica hoy en el Diario Oficial de Galicia (DOG).

Esta red supone que las tabernas o cantinas que la integran ofrecen servicios homogeneizados que van desde internet, cafetería, información turística y acceso a productos autóctonos y artesanales gallegos.

Para poder acceder a ellas, se considerarán comercios rurales los situados en municipio con menos de 5.000 habitantes y los núcleos de población que no superen los 1.500 habitantes, situados en los municipios de más de 5.000 habitantes con o sin plan municipal vigente.

Podrán beneficiarse de estas ayudas los comerciantes o futuros comerciantes detallistas que tengan capacidad legal de ejercer el comercio y se dediquen la él de manera habitual. Además, también podrán hacerlo aquellos propietarios del local en el que se desarrollan o pretenden desarrollar su actividad o tener una disposición sobre él que permita realizar la inversión proyectada.

Entre los requisitos que deben cumplir se encuentran no superar los diez trabajadores; y que los locales comerciales tengan mínimo 35 metros cuadrados y no superen los 150 metros cuadrados de superficie comercial destinada a la exposición y venta al público.

EN FUNCIONAMIENTO DIEZ AÑOS.

Los solicitantes de las subvenciones deberán adquirir los compromisos siguientes como, evidentemente. adherirse a la Rede de Comercio Rural Galego una vez finalizadas las obras y superada la auditoría de comprobación del organismo gestor de la red.

A esto se le suma la exigencia de realizar la rehabilitación siguiendo el manual de adecuación del local; mantener el establecimiento abierto y en funcionamiento durante 10 años siguiendo los requisitos de gestión recogidos en los manuales de la Red; ofrecer los productos y servicios exigidos por la Red; y someterse a las actuaciones de comprobación que efectúe la entidad responsable de las auditorías de la Rede de Comercio Rural Galego.

Serán subvencionables todas aquellas actividades que estén relacionadas con la adecuación de nuevos locales comerciales o reforma y/o ampliación de los existentes; la reforma de la fachada de la edificación donde se ubique el establecimiento; la adquisición del mobiliario del local comercial; el rótulo de la Rede de Comercio Rural Galego; y la adquisición de los equipos precisa para el desarrollo de la actividad.

MODERNIZACIÓN DO COMERCIO RURAL.

Estas ayudas se suman a la orden de ayudas para la modernización del Comercio Rural que ya se convocó el pasado mes de febrero y a la que se destinan 1,5 millones de euros. Esta otra orden tiene como beneficiarios los establecimientos situados en ayuntamientos de menos de 10.000 habitantes, por lo que pueden beneficiarse de ella los locales comerciales de un total de 258 ayuntamientos gallegos.

Las actuaciones básicas contempladas en la orden son la reforma y adaptación del establecimiento, la eliminación de barreras arquitectónicas, así como las obras de ampliación de los locales, siempre que la superficie útil resultante sea inferior a 300 metros cuadrados.

También son subvencionables el diseño y ejecución de campañas promocionales para la captación y fidelización de los clientes; la mueblería, elementos de decoración y otros equipos comerciales; y la adquisición de vehículos para uso comercial y distribución de productos.