La Xunta alcanza en dos años el 50% del objetivo marcado para 2023 de incorporación de jóvenes al rural

Publicado 29/01/2018 16:26:08CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Consellería do Medio Rural ha conseguido en dos años la mitad de incorporaciones a jóvenes al agro del total previsto por el Programa de Desarrollo Rural de Galicia para 2023.

En concreto, ha informado la Xunta, si el PDR tenía por objetivo que 2.200 personas jóvenes se incorporasen a una explotación una vez finalizado el programa, Galicia consiguió entre 2016 y 2017 llegar a los 1.100 jóvenes, es decir, el 50% del objetivo a seis años de que termine el plazo.

Esto es así, ha destacado Medio Rural, gracias a las ayudas que gestiona esta consellería y a través de las cuales en este bienio se invirtieron cerca de 40 millones de euros (cofinanciados en un 75% por el Feader) con el objetivo de garantizar el relevo generacional en el rural gallego.

Los datos fueron facilitados por la conselleira Ángeles Vázquez en una jornada de formación dedicada precisamente a los jóvenes que recibieron estas subvenciones en el último ejercicio. "Que 466 jóvenes decidiesen hacer su apuesta de vida en el rural merecía un lugar destacado en mi agenda", ha declarado la titular de Medio Rural, que ha garantizado que "reactivar el rural de Galicia" es uno de los retos de su departamento.

Ángeles Vázquez ha profundizado también en los perfiles de las inversiones de esta última convocatoria de ayudas. Así, ha indicado que el 32% de las solicitudes están orientadas al lácteo y el 26% al vacuno de carne. El resto se divide en ámbitos muy diferentes, desde el sector avícola y porcino, a los enjambres, las patatas y cereales, al viñedo o a productos de la huerta.

JORNADA DIVULGATIVA

Más de un centenar de jóvenes receptores de estas ayudas han acudido a la Feria Internacional de Galicia Abanca, en Silleda, para participar en esta jornada divulgativa, a través de la cual se les explicarán cuestiones de interés para el desarrollo de su actividad desde diferentes ámbitos como la tributación y fiscalidad, los seguros agrarios y las ayudas que tienen a su disposición.

Además, los beneficiarios de estas subvenciones están obligados a recibir formación oficial correspondiente con la orientación productiva solicitada, salvo en caso de que tengan convalidados sus estudios con el curso de incorporación.