La Xunta da 10 días para retirar la patata en Muxía y tratar de frenar la plaga de la polilla

Patata afectada por la polilla guatemalteca.
MINISTERIO AGRICULTURA. - Archivo
Publicado 06/04/2018 17:36:03CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de Muxía (A Coruña) tendrán 10 días desde este sábado para declarar las patatas plantadas y aquellas que se tengan almacenadas, tanto para consumo como de semilla, un producto que los técnicos de la Consellería do Medio Rural pasarán a recoger para su destrucción con el objetivo de tratar de frenar la plaga de la polilla guatemalteca.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica este viernes la resolución de la Dirección Xeral de Gandaría por la que se establecen los plazos para la declaración de existencias de patata de consumo, de semilla y de superficie de patata plantada en el área afectada por esta plaga, y para la declaración de superficies de plantación en la zona tapón.

Estas declaraciones serán las que se tengan en cuenta después para hacer los pagos correspondientes a las indemnizaciones, que serán las mismas que reciban el resto de afectados en los otros 32 ayuntamientos con presencia de la polilla guatemalteca.

Además, en los terrenos limítrofes en cinco kilómetros con el Ayuntamiento de Muxía, actualmente declarados zona tapón, los vecinos tendrán que informar de sus plantaciones pero solo con objetivo informativo y de control, ya que en este caso no tendrán que entregar las patatas. No podrán, en todo caso, trasladarse de un lugar a otro.

En ambos casos, las declaraciones deberán hacerse a través de los modelos de documento incorporados como anexos en la resolución del Diario Oficial de Galicia. Para facilitar esta labor, técnicos de Medio Rural se trasladarán a la casa consistorial del municipio de Muxía durante los días en que permanezca abierto el plazo de declaración para atender a los afectados, así como para resolver sus dudas y ayudarles a cubrir la documentación.

Toda esta información ya fue trasladada a los vecinos en las charlas que la consellería ofreció en todos los municipios del entorno y en el que los técnicos especializados resolvieron las dudas que tenían los afectados. Del mismo modo, la Xunta ha informado de que se está llevando a cabo un trampeo en toda Galicia para detectar la presencia de este insecto para evitar que llegue a zonas productoras