La Xunta inicia la retirada de patata de almacenes de Muxía y llama a "no mover" tubérculos de zonas infestadas

Plaga de la patata
LIDIA SENRA - Archivo
Publicado 27/03/2018 15:03:36CET

   Medio Rural repartirá bolsas entre los vecinos para que levanten sus plantaciones, que se recogerán para su destrucción, y habrá ayudas

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Consellería de Medio Rural ha comenzado este martes la retirada de patata de seis almacenes de Muxía (A Coruña) para proceder a su destrucción, tras incluir a este municipio en la lista de ayuntamientos infestados por la plaga de la polilla guatemalteca.

   De ello ha informado a Europa Press la directora xeral de Agricultura, Belén do Campo, quien ha hecho un llamamiento a la población para "no hacer movimientos de patatas", porque "hay que seguir incidiendo en el que mal puede ser si hay esos movimientos".

   Así, señala que se sigue el "mismo protocolo de actuación" en Muxía que en los casos de Ferrolterra y A Mariña lucense, mientras resalta que esta misma tarde técnicos se acercarán al municipio para informar sobre esta plaga y las acciones a desarrollar.

   En este sentido, apunta que todas las plantaciones que existan en este momento en Muxía "hay que desenterrarlas" para su destrucción, mientras lo mismo ocurre con los tubérculos de la pasada campaña que se encuentran en almacenes, que se recogerán para su eliminación. Los vecinos con plantaciones podrán informar desde ya en las oficinas agrarias comarcales.

   A los vecinos de Muxía se les repartirán bolsas especiales --en la reunión de este mismo martes-- en las que introducir las patatas que ellos mismos deberán levantar de sus plantaciones.

   Posteriormente, Medio Rural establecerá rutas de recogida de los tubérculos levantados por los vecinos, que se llevarán hasta la planta de Gesuga en Cerceda (A Coruña) para su destrucción. Asimismo, quedará prohibida la plantación en este municipio durante dos años con el fin de conseguir la erradicación de la plaga.

ZONA TAMPÓN DE 5 KILÓMETROS

   En una entrevista con Europa Press, Do Campo explica que se establece una zona tampón "más exigente" que la superficie que marca el decreto del Ministerio. Es de cinco kilómetros alrededor de Muxía, en los ayuntamientos próximos de Camariñas, Vimianzo, Fisterra, Cee y Dumbría, en donde se sitúan trampas de feromonas para capturar a las polillas y se lleva un registro de los compradores.

   A este respecto, remarca que se colocaron un millar de trampas por toda Galicia el año pasado, con especial atención a zonas productoras importantes como Bergantiños y A Limia.

¿CÓMO LLEGÓ A MUXÍA?

   Sobre cómo llegó la plaga de la patata a Muxía, dado que actualmente se localiza en Galicia en Ferrolterra y A Mariña, Belén do Campo ha dicho que "no va a buscar culpables", pero apunta que "una posibilidad" es que llegase en barco como municipio costero que es, ya que recuerda que esta plaga llegó a la Comunidad gallega procedente de Canarias "en barco o en avión".

   Otra de las hipótesis es el movimiento de patatas en un vehículo desde una zona infestada, pues recuerda que "existe la costumbre en Galicia de hacer plantaciones de autoconsumo" que se reparten entre familiares.

   Con todo, remarca que se realizaron controles por carretera a cargo de la Guardia Civil y la Policía Autonómica en ayuntamientos de A Coruña y Lugo (la polilla guatemalteca está en 33 municipios de estas dos provincias).

   Por ello, la directora xeral de Agricultura de la Xunta apela a "la responsabilidad" de los gallegos, porque se tiene que tomar esta problemática "con seriedad" para que "no mueva la patata" desde zonas infestadas.

AYUDAS PARA AFECTADOS

   Además, Belén do Campo informa de que habrá indemnizaciones para los afectados en Muxía (para patatas de siembra, consumo y almacenes), al igual que ha ocurrido en otros lugares.

   Precisamente, sobre las ayudas reconocidas por la Xunta del anterior ejercicio, apunta que aún hay "un porcentaje" por abonar, que se solventarán próximamente, en un retraso que achaca a "problemas de gestión" y corrección de errores.