La Xunta niega "ningún tipo de retraso" en la corta de la madera quemada en octubre y dice que subastó el 100%

Publicado 01/03/2018 20:20:23CET

   VIGO, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Consellería de Medio Rural ha sostenido que "no hubo ningún tipo de retraso" en la corta de la madera quemada en los fuegos del pasado mes de octubre, sino "todo lo contrario, se aceleró muchísimo por las circunstancias excepcionales" de la oleada de incendios.

   Así las cosas, en declaraciones a Europa Press, ha comunicado que "el 100% de la madera comercial quemada de gestión pública --es decir, gestionada por la Xunta-- salió a subasta en 2017", y lo que falta por vender son algunos lotes que quedaron desiertos y "se están volviendo a sacar" a subasta.

   Además, ha destacado que la Administración autonómica también "facilitó los trámites" a los propietarios de terrenos particulares y montes vecinales no dependientes del ente público; y ha remarcado que no se ha actuado "improvisadamente", sino que todas las acciones se han realizado de acuerdo con las decisiones de técnicos y "en base a un plan".

   Todo ello lo ha manifestado en respuesta a la Asociación Forestal de Galicia, que este jueves ha denunciado retrasos en la corta de madera quemada en octubre, ante lo que el departamento ha criticado que su compromiso "se ponga en cuestión cuando se están invirtiendo siete millones de euros" y se han convocado ayudas para paliar los daños por los incendios.

   En cuanto a la madera sin valor comercial, en relación a lo que la asociación ha criticado que la Xunta "por ahora no aprobó las solicitudes presentadas" para las ayudas para su retirada, Medio rural ha remarcado que los dueños "no tienen por qué esperar" a la aprobación de las ayudas, sino que pueden retirar la madera ya antes.

   En todo caso, ha avanzado que aunque las ayudas se pueden resolver hasta junio, se hará "en próximos días". A ello también ha agregado que o bien se ayuda económicamente a los propietarios o bien se procedió directamente a la retirada de la madera quemada, lo que la Xunta asumió "en muchísimas zonas para apoyar a los montes vecinales a pesar de que la gestión" no es suya.