La Xunta pide implicación frente a los incendios y sugiere que entidades locales no denuncian

 Fernández Couto En Su Comparecencia En Comisión
EUROPA PRESS
Publicado 04/07/2017 15:40:01CET

Fernández Couto defiende el plan contra incendios frente a las duras críticas de la oposición, que lo reduce a un "corta y pega"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Ordenación e Producción Forestal, Tomás Fernández Couto, ha insistido en que en Galicia hay "un nivel de incumplimiento muy grande" de las normas que favorecen la prevención frente a los incendios forestales y ha advertido que la Xunta "denuncia" y "no mirará para otro lado". Sin embargo, ha sugerido que entidades locales --diputaciones y ayuntamientos-- no lo hacen, antes de pedir la implicación "de todos".

"Cualquier gallego ve que hay un nivel de incumplimiento muy grande, lo que significa que hay un nivel de concienciación muy bajo", ha lamentado Fernández Couto, en una comparecencia parlamentaria en la que ha defendido el Plan de Prevención e Defensa de Incendios Forestais de Galicia (Pladiga), que los grupos de la oposición (En Marea, PSdeG y BNG) han reducido a "un corta y pega" de años anteriores.

Ante las críticas de portavoces de la oposición, que han censurado que un responsable público diga públicamente que "no se cumple la ley", ha replicado que no tiene "muchas disculpas que dar" por pronunciarse de este modo y se ha preguntado si lo hace el responsable, por ejemplo, del departamento de construcción ante los "incumplimientos" en licencias de obra.

Convencido de que preservar las franjas de seguridad limpias y respetar las distancias fijadas por ley para las plantaciones resulta clave, ha defendido que la Xunta "hace denuncias" y ha enviado un mensaje "muy claro" en los últimos días de que "no mirará hacia otro lado". Con todo, ha puesto en duda que las administraciones locales hagan lo mismo.

"Yo veo a diputaciones muy activas a la hora de cobrar las tasas en autorizaciones de corta de madera y demás, pero no conozco ninguna denuncia por incumplimientos de especies en vías de su titularidad. Y no veo muchas actuaciones en ayuntamientos, ni de un lado ni de otro, en cuanto a casos de plantación irregular", ha contrapuesto.

Dicho esto, ha remarcado que las responsabilidades locales son "muy importantes" y se ha mostrado convencido de que si todas las administraciones y también los ciudadanos se implican en el "cumplimiento" de la ley desde los distintos niveles "las cosas cambiarían". Para ello, ha añadido que la Xunta también se preocupa de otras dos cuestiones importantes como son la ordenación forestal y la de las zonas de pastoreo extensivo.

CAMBIO DE MODELO Y NO "ECHAR LA RESPONSABILIDAD A OTROS"

"Hay que mejorar entre todos", ha apelado el director xeral, mientras que el diputado del BNG Xosé Luís Rivas ha afeado al PP que "acuñase un modelo forestal igual que en urbanismo, el del 'tú vete haciendo'" y ha recordado las ayudas a la plantación de eucaliptos en los años 90 (cuya incidencia posteriormente ha minimizado Fernández Couto).

"Esta permisividad es la que nos impide hacer una ordenación real y la que ha llevado a una situación caótica del monte", ha sentenciado el parlamentario nacionalista, quien ha censurado que la Xunta intente "echar la responsabilidad de todo a otros, a los ayuntamientos", antes de exigir medidas de "prevención real".

También el parlamentario socialista José Antonio Quiroga ha advertido que "no se le puede cargar la responsabilidad de todo a los a los ayuntamientos". "Hay muchas fincas que ya no se sabe de quienes son y a lo mejor el ayuntamiento no tiene capacidad. Igual hace falta más transversalidad y que la Xunta actúe", ha esgrimido.

Al margen, sobre el contenido del Pladiga, tanto Rivas como Quiroga, al igual que la diputada de En Marea Paula Quinteiro, han coincidido en que, salvo algunas alteraciones puntuales, es "un corta y pega" del documento de otros años. "Continuismo de corta y pega, y falta de ambición", ha resumido Quiroga.

Todos los portavoces de la oposición han denunciado también "falta de transparencia" en cuanto a los datos sobre incendios, una crítica que el director xeral ha rechazado, al tiempo que aludía a la gran ola de incendios de 2006 y subrayaba que, con el bipartito, la información "se acabó" cuando ésta se produjo.

Además de pedir "autocrítica", las fuerzas de la oposición, con especial intensidad Quinteiro, han incidido en la necesidad de cambiar el modelo y en focalizar la inversión, en palabras de la parlamentaria de En Marea, en una "auténtica" política forestal.

"CONTENCIÓN DE GASTO"

A su vez, Fernández Couto ha defendido el "criterio de contención de gasto muy importante" que la Xunta aplica en materia de defensa contra incendios. "Estamos prácticamente con la inversión que había hace 10 o 12 años", ha subrayado, antes de puntualizar que se destina un mayor porcentaje de recursos a actuaciones de prevención y revalorización forestal que de extinción.

En concreto, ha precisado que la inversión total en acciones preventivas, de extinción y valorización forestal asciende a 105 millones de euros, de los que el 70 por ciento se destina a acciones directas preventivas y de revalorización forestal, y el 30 por ciento restante a labores y gasto de extinción.

"Puede gustarnos o no, pero ese es el dato", ha aseverado el director xeral, quien ha repasado los detalles del Pladiga, aprobado la pasada semana por el Consello de la Xunta. Este documento refleja que, junto con una treintena de medios aéreos --entre los propios de la Xunta y los que proporciona el Estado-- y 360 motobombas, Galicia contará con 7.000 efectivos disponibles.

"LA SITUACIÓN ESTÁ MUY LEJOS DE LA DE PORTUGAL"

Fernández Couto también ha repasado los objetivos del Pladiga y ha remarcado que el operativo que se pone en marcha está "ajustado a la idiosincrasia de Galicia". Así, ha remarcado que la comunidad llegó a acumular "la mitad" de los incendios que se producían en España, aunque el número ahora se ha reducido. Eso sí, "la intencionalidad sigue por encima de la media".

En este sentido, ha subrayado que el plan está diseñado para una intensidad "media-alta" de incendios y ha defendido la planificación, antes de remarcar, frente a las advertencias de la oposición en relación al gran fuego registrado recientemente en el país vecino, que "la situación" en Galicia "está muy lejos de la de Portugal, este año y cualquier otro".

Por su parte, el diputado del PP José Balseiros Guinarte ha "felicitado" a la Xunta por su labor y ha llamado al "diálogo" a la oposición para "mejorar", al tiempo que le ha pedido que no se limite a "culpar al PP de los incendios". El parlamentario protagonizó un enfrentamiento con Quinteiro, indignada tras acusarla el popular de no tener "ni idea" de incendios.

El diputado retiró sus palabras, pero no sin instar a sus rivales a hacer también "algo de autocrítica" por su propia actitud. "Aquí tuvimos que aguantar que se nos llamase asesinos de mujeres", ha afeado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies