La Xunta tacha de "ventajista" al BNG por cuestionar la actuación de la Policía Nacional en la ola de incendios

Publicado 24/11/2017 18:28:13CET

Reconoce al Bloque que el 112 no pudo atender todas las llamadas el fin de semana de los fuegos y esgrime "voluntad de aprender" de los errores

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Emerxencias e Interior, Luis Menor, ha tachado este viernes de "ventajista" al BNG por cuestionar la actuación de la Policía Nacional en la parroquia de Chandebrito, en Nigrán (Pontevedra), durante la ola de incendios del pasado mes de octubre. "Primero se les trató como héroes y ahora parecen personas malditas", ha reprobado.

Y es que, en comisión parlamentaria, el diputado nacionalista Luís Bará ha rechazado hacer suyas las acusaciones directas que relacionan la decisión de la Policía Nacional de evacuar el lugar con el fallecimiento de dos mujeres en los fuegos, pero sí ha puesto el foco en que "el dispositivo no funcionó como es debido".

En todo caso, el BNG de Nigrán sí suscribió las palabras del presidente de la comunidad de montes y asociación de vecinos de Chandebrito, Víctor M. Vidal, quien acusó a los agentes de ser "los responsables de las muertes" de esas dos personas.

Ahora, en sede parlamentaria, en lo que se ha centrado Bará es en la necesidad de "evaluar qué salió mal" en la gestión de los incendios para "corregir" lo que sea necesario. Para "que no se repita el caos y la improvisación" que, según sus propias palabras, se vivió el fin de semana del 14 y 15 de octubre.

En su turno de respuesta, el alto cargo de la Xunta se ha mostrado a favor de "aprender" de lo ocurrido para mejorar la gestión de las emergencias, si bien ha puesto por delante que la de esos día fue "una situación extraordinaria". "En los últimos 20 años no tuvimos una incidencia semejante", ha enfatizado.

NO NIEGA "FALLOS"

De este modo se ha referido tanto al número de fuegos registrados ese fin de semana como a su dispersión a lo largo de 140 ayuntamientos y a las condiciones meteorológicas.

Y, tras poner en valor que el dispositivo movilizó a más de 5.000 personas, Luis Menor ha admitido que no pretende "negar" que se pudieron cometer "fallos".

A modo de ejemplo, ha reconocido que fue "imposible atender todas las llamadas" que recibió el 112 en esas fechas, pues el número de llamadas atendidas pasó de las 5.000 habituales a superar las 12.000.

"VOLUNTAD DE APRENDER"

Dicho esto, lo que ha dejado claro es que el Gobierno gallego tiene "voluntad de aprender" y, de hecho, ha recordado que "antes" de esta ola de incendios ya se había impulsado un grupo de trabajo con todas las administraciones que tienen responsabilidad sobre emergencias.

"Tenemos voluntad de trabajar conjuntamente para mejorar la gestión, la coordinación y la respuesta a las emergencias", ha profundizado, en respuesta a la afirmación del nacionalista sobre que "hay mucho que mejorar" y que lo sucedido debe llevar a "un cambio total".