El emprendedor de Ashoka explicará en Santiago su sistema para mejorar las condiciones de la pesca tradicional

Actualizado 19/03/2007 15:11:52 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El emprendedor social de Ashoka Antonio García Allut expondrá el próximo jueves en Santiago de Compostela el modelo integral y sistémico que hace viable la existencia de las comunidades de pesca artesanal, convirtiendo al pescador en gestor del medioambiente marino y actuando sobre las causas y factores que están poniendo en peligro su existencia.

En el marco del Día del Emprendedor pronunciará la conferencia 'Los Emprendedores Sociales ¿Cómo cambiar el mundo?' y explicará los retos que persigue su empresa Lonxanet. Ashoka es la mayor organización de apoyo a emprendedores sociales del mundo y, para conseguir este objetivo, ha creado esta empresa (www.lonxanet.org).

Este nuevo sistema se basa en una distribución directa del pescado que conecta de manera más precisa y eficaz la oferta y la demanda y elimina los intermediarios, vendiendo directamente a particulares y restaurantes de toda España.

Lonxanet, sirviéndose de la información de la demanda y de la preventa (los clientes hacen el pedido con antelación, basado en los precios del día anterior, lo que fomenta una estabilidad en los precios), puja en la lonja como un comprador más. Al ser un canal de venta directa puede ofrecer al pescador un precio más elevado que los otros intermediarios.

Según explica Antonio García Allut, "los beneficios económicos para los pescadores son triples, ya que por una parte Lonxanet paga los productos de la pesca artesanal a un valor superior que el de los intermediarios (al conocer la demanda y los precios de venta de antemano); por otra parte, las organizaciones de pescadores reciben un 3% adicional por las compras realizadas por Lonxanet y, finalmente, las ganancias que les corresponden como accionistas de la empresa comercializadora".

Además, aseguró que involucrar a las comunidades y asociaciones de pescadores como accionistas de Lonxanet ha sido un gran reto, pero era fundamental para lograr el cambio de mentalidad del pescador, clave para promover una transformación real del sector y llevar a cabo las estrategias necesarias para que la pesca tradicional sobreviva.

Este emprendedor logró, mostrándoles los beneficios del trabajo conjunto y el enorme potencial de los cambios planteados, que las asociaciones de pescadores colaboren en base a intereses y problemas comunes, dejando atrás siglos de enfrentamiento y competitividad.

Esta transformación y la colaboración entre las asociaciones ha impulsado entre otras cosas la creación de una Área Marítima Protegida de Interés Pesquero, que por primera vez ha sido creada, definida y diseñada por los propios pescadores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies