Un estudio del CSIC sobre el wolframio destaca la importancia de las minas gallegas de mitad de siglo

Actualizado 02/07/2009 16:54:48 CET

La producción de este material en Galicia alcanzó el 69% del total nacional entre 1939 y 1953

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de I+D+I 'Investigación etnoarqueológica de la industria del wolframio en la comarca de O Barbanza', que realizará el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en colaboración con la empresa privada de gestión cultural Alicerce, difundirá la importancia de la explotación minera en Galicia de mitad de siglo.

En la presentación, que tuvo lugar en el Instituto de Estudios Gallegos Padre Sarmiento, los dos principales responsables de la investigación, Leonardo González Pérez (Alicerce) y Xurxo Ayán (Laboratorio de Patrimonio del CSIC), profundizaron en la historia de la explotación intensiva de wolframio en la comarca de O Barbanza entre 1939 y 1953, etapa en la que Galicia alcanzó el 69% del total de la producción de wolframio en España.

En este periodo, la comarca de O Barbanza se convirtió en un referente de la explotación minera y fue testigo de las idas y venidas de agentes de la Alemania nazi y del contraespionaje británico.

Asimismo, durante la guerra, España adoptó una posición neutral, pero seguía manteniendo relaciones comerciales encubiertas con el régimen alemán y el wolframio alcanzó una enorme importancia durante la contienda, al considerarse vital para la industria armamentística. A su vez, la "intensa" actividad minera, a pesar de su corta duración, tuvo un importante impacto en la forma de vida y en la mentalidad de los habitantes.

De esta forma, Leonardo González explicó que la investigación busca "aumentar el conocimiento sobre las explotaciones de wolframio y tratar de aprovecharlo en el contexto actual". Además, manifestó el interés de poner en valor las diferentes minas y el abundante material de documentación y arqueológico que aún queda por investigar.

También destacó el carácter "pionero y poco habitual" del proyecto, que tiene su origen en las excavaciones de los castros de Neixón en 2006, y la buena colaboración entre la empresa privada Alicerce y los departamento universitarios implicados.

"UN NUEVO RELATO DEL PASADO"

Suso Ayán, del Laboratorio del Patrimonio del CSIC, destacó el trasfondo social de la investigación. "La historia se hace siempre desde el presente", afirmó, subrayando que la explotación de wolframio es la historia económica de Galicia de los años 40.

El proyecto, de carácter multidisciplinar, pasará por la consulta de archivos inéditos tanto gallegos como estatales y extranjeros, así como la Biblioteca del Congreso de EE.UU. o los archivos del Gobierno Británico. Contarán también con el apoyo de diferentes miembros del equipo de investigación que realizó excavaciones en las trincheras de la Guerra Civil en la Ciudad Universitaria de Madrid, como Alfredo González Ruibal y Pedro Fermín Maguire.

El objetivo final de la investigación será reconstruir a través de los restos materiales y orales "un nuevo relato" sobre un pasado que abarca desde la lucha obrera y la guerrilla antifascista hasta la II Guerra Mundial en el que, según matizó Ayán, tendrá una gran importancia "el factor humano, las experiencias vitales y las historias de la vida de las comunidades locales que formaron parte de este periodo histórico de O Barbanza".

Así, el estudio no se limitará a profundizar en el conocimiento sobre la explotación del wolframio en Galicia, sino que tratará de reivindicar una parte desconocida de la historia gallega y un patrimonio cultural más próximo frente a los esquemas turísticos tradicionales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies