Igalia crea software libre desde Galicia para todo el mundo con una facturación anual de 1,2 millones

Actualizado 03/02/2008 14:04:03 CET

Destinan el 0,7% de sus beneficios a ONG implicadas en cumplir los Objetivos del Milenio de la ONU

A CORUÑA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La empresa gallega Igalia dedica su actividad a crear software libre "desde Galicia para el mundo" pues, más de la mitad de su facturación procede de clientes de fuera de España, a pesar de que continúan con su sede en A Coruña.

Uno de sus socios fundadores, Javier Vázquez explicó a Europa Press que su actividad se centra en el desarrollo de servicios para el proyecto GNOME desde su ubicación en uno de los tres espacios reservados a empresas en el recién estrenado Centro de Investigacións en Tecnoloxías de la Investigación e das Comunicacións (CITIC) de la Universidade da Coruña.

En este campo consiguieron "destacar" en comunidades de software libre, lo que les lanzó al mercado internacional. Actualmente trabajan para importantes compañías a nivel mundial, centradas principalmente en el campo de la telefonía móvil.

El proyecto GNOME (GNU Network Object Model Environment) surgió en agosto de 1997 como proyecto liderado por los mexicanos Miguel de Icaza y Federico Mena para crear un entorno de escritorio completamente libre para sistemas operativos libres, en especial para GNU/Linux.

COOPERATIVA ASAMBLEARIA.

Con sede en el Polígono de A Grela en A Coruña y una oficina en Pontevedra, cuenta con una facturación anual de 1,2 millones de euros en su séptimo año de andadura. Igalia surgió en 2001 de una idea de un grupo de estudiantes de Ingeniería Informática de la UDC interesados en el software libre.

En la actualidad participan más de 30 jóvenes ingenieros de entre 22 y 30 años de edad. La compañía se distingue por su funcionamiento asambleario ya que todas las decisiones se someten a la aprobación mayoritaria de los dieciséis socios, a la vez trabajadores en la empresa. El resto de empleados tienen la opción de, en un plazo máximo de tres años, progresar hasta lograr una participación en la compañía.

Además, Igalia colabora con Caixanova y la Universidad Rey Juan Carlos en la organización de un Máster de Software Libre, pionero en Galicia, que se desarrolla en la ciudad de A Coruña y se imparte por trabajadores de Igalia y profesores de la Universidad Rey Juan Carlos, en palabras de Vázquez "uno de los grupos más importantes de Europa en esta materia".

Para mantener sus clientes en todo el mundo y poder atenderlos sin salir de Galicia, utilizan las nuevas tecnologías y negocian con ellos por videoconferencia, chat, mensajería instantánea y teléfono, sin tener que desplazarse, por lo que garantizan su permanencia en Galicia.

Vázquez defiende el software libre frente al restringido por considerar que éste permite "socializar el conocimiento, hacerlo libre y para todos, además de ser más justo". No obstante, si centran su actividad en este campo, Vázquez reconoce que también es porque contaban con formación en este campo y les permitía investigar más cómodamente.

LABOR SOCIAL.

Igalia cuenta con una importante labor social ya que ha determinado que el 0,7 por ciento de su facturación entre los meses de noviembre de 2006 y 2007 (superior al 1,2 millones de euros) se destine a tres ONG.

La iniciativa tendrá continuidad con periodicidad anual y favorecerá a aquellas organizaciones que estén de acuerdo con los Objetivos del Milenio definidos por Naciones Unidas y que pasan por trabajar en erradicar la pobreza extrema, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad de géneros o garantizar, combatir plagas y enfermedades, reducir la mortalidad infantil o la sostenibilidad del medio ambiente.

Igalia ha elegido a tres entidades para hacer efectiva esta primera donación de 9.964 euros, que dividirá en partes iguales, entre Intermon Oxfam, Unicef y Médicos Sin Fronteras.

Además, otra partida económica de la compañía se destina a desarrollar acciones para mejorar la calidad de vida, la conciliación de la faceta profesional con la personal o mejorar la formación de su plantilla de trabajadores.

Así, Igalia ofrece a sus trabajadores la posibilidad de acceder a un horario libre y realizar mediante teletrabajo tres octavas partes de la jornada semanal; seguro privado de salud; sesiones de fisioterapia preventiva; clases de inglés en la oficina y ayudas para estancias en el extranjero; cheque-guardería para trabajadores con hijos; y tres horas libres semanales para colaborar en proyectos de software libre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies