Unas 2.000 personas se manifiestan en Vigo para denunciar los problemas del área sanitaria y exigir más medios

Manifestación para denunciar los problemas del área sanitaria en Vigo
EUROPA PRESS
Publicado 12/04/2018 20:48:29CET

   VIGO, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Unas 2.000 personas se han manifestado este jueves por las calles del centro de Vigo, en una marcha convocada por la Junta de Personal del área sanitaria, para denunciar los problemas de colapso de Urgencias, saturación de la Atención Primaria y las abultadas listas de espera, y para exigir una sanidad "cien por cien pública" y de calidad.

   En la marcha, que ha partido pasadas las 20.00 horas del cruce de Vía Norte con Urzáiz, han participado, entre otros, el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, y varios de los concejales del Corporación; el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero; y el portavoz de En Marea, Luís Villares, entre otros cargos políticos.

   Tras una pancarta en la que podía leerse 'Pola Sanidade pública', los manifestantes han coreado consignas como 'Camas cerradas, negocio para la privada', 'Álvaro Cunqueiro, hospital chapuceiro' o 'Menos directores y más trabajadores'.

   Al final de la marcha, una portavoz ha leído el manifiesto, en el que los convocantes han pedido "rescatar" la sanidad pública, dotándola de los medios y de los profesionales necesarios, tanto en hospitales como en Atención Primaria.

"DETERIORO" DE LA SANIDAD

   Así, han exigido la construcción de nuevos centros de salud para paliar la "grave" situación actual y el "deterioro" del servicio; también reclaman medidas para reducir las "intolerables" listas de espera, o el "colapso" en las Urgencias.

   Según han proclamado, estos problemas solo pueden tener solución si se recupera la gestión "cien por cien pública" del Hospital Álvaro Cunqueiro, en el que, "por supuesto", debe haber un aparcamiento "público y gratuito".

   La Junta de Personal ha lamentado el empeoramiento del servicio sanitario por los "drásticos recortes" del PP, y ha denunciado que "los únicos beneficiarios de la política sanitaria de la Xunta han sido "las empresas privadas, que incrementaron un 42 por ciento la concertación con el Sergas".