El incumplimiento del pacto priva al PSdeG de tres alcaldías y al BNG de una

Actualizado 17/06/2007 12:28:47 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El pacto marco suscrito por PSdeG y BNG para gobernar en 95 municipios en los que no se registraron mayorías absolutas se saldó finalmente con cuatro incumplimientos que privaron a los socialistas de las alcaldías de Corcubión, Muros y Porto do Son (A Coruña) y al BNG de la de Pontecesures (Pontevedra), pero hubo otros casos de desobediencia a las direcciones, aunque sin repercusiones en la elección del alcalde.

Así, en las grandes ciudades gallegas se respetó el pacto y desde hoy A Coruña, Vigo, Ourense, Santiago de Compostela y Lugo contarán con alcaldes socialistas, aunque en esta última ciudad, el PSdeG y el BNG no han cerrado las negociaciones para establecer un gobierno de coalición. Las conversaciones para pactar una alianza de gobierno también quedaron aplazadas hasta la próxima semana en Pontevedra, donde fue reelegido el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores con los votos del PSOE.

Por su parte, los dos ediles del Bloque en Ferrol también votaron la investidura del socialista Vicente Irisarri, pese a que rechazaron entrar en un gobierno tripartito con EU-IU y aunque sus votos no eran imprescindibles.

Por el contrario, el PSdeG se queda sin la alcaldía de Porto do Son, donde los cuatro concejales del BNG desobedecieron el mandato de la dirección y se votaron a sí mismos, con lo que propiciaron que el popular Manuel Tomé acceda al bastón de mando.

Además, los socialistas tampoco podrán gobernar en Corcubión y en Muros, pese a que fueron la lista más votada. En estos dos ayuntamientos, los candidatos nacionalistas se votaron a sí mismos y recibieron los apoyos del PP. De esta forma, Domingo Dosil será el nuevo alcalde del Muros, mientras que Rafael Mouzo repetirá en Corcubión, donde gobernará en coalición con la única edil popular.

OTROS INCUMPLIMIENTOS

Asimismo, PSdeG y BNG no cumplieron hoy el pacto de gobierno municipal firmado por las direcciones de ambos partidos en los ayuntamientos lucenses de Foz, As Nogais, A Fonsagrada y Ribadeo, aunque esta situación no ha afectado a la composición de los gobiernos locales, tres de los cuales estarán en manos de los socialistas y otro, el de Ribadeo, será gobernado por el Bloque.

Así, en Foz el socialista José María García Rivera mantendrá la alcaldía a pesar de haber perdido la mayoría absoluta y quedarse con seis ediles. Los nacionalistas, que obtuvieron tres ediles, decidieron no apoyarlo y se votaron a sí mismos. No obstante, la decisión del PPdeG, con cuatro ediles, de apoyar a su candidato, posibilitó que no hubiera sorpresas de última hora.

En Ribadeo, en cambio, la situación fue a la inversa y fue el PSdeG quien no respaldó al candidato del BNG, Fernando Suárez, que obtuvo cuatro ediles, los mismos que el PPdeG, aunque superó a esta formación en votos. Los socialistas se votaron a sí mismo, igual que los populares, mientras que los dos independientes respaldaron a los nacionalistas.

En As Nogais, el PSdeG mantendrá la alcaldía a pesar de que el BNG se votó a sí mismo y el PPdeG respaldó a los nacionalistas. De esta forma, ambas fuerzas sumaron cuatro ediles --cada una sacó dos--, los mismos que el PSdeG, pero éstos últimos suman mayor número de votos por lo que el socialista Xosé Luis Coedo continuará al frente de la alcaldía. Una situación que fue posible gracias a que el edil de Terra Galega se votó a si mismo.

Finalmente, en A Fonsagrada, el alcalde socialista de A Fonsagrada, Ricardo Parada, también mantendrá la alcaldía al ser la lista más votada. Obtuvo, cinco ediles, pero el hecho de que populares --tres--, nacionalistas --dos-- y TEGA --uno-- se votaran a sí mismos evitó sorpresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies