El 40% de los conductores sometidos en 2014 a control de drogas por la Guardia Civil de Ourense dio positivo

Publicado 16/01/2015 18:15:19CET

DGT y federación de ciclistas unen medios para aumentar las denuncias voluntarias acompañadas de vídeos de prueba y formar conductores

OURENSE, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 40 por ciento de los conductores sometidos a pruebas de consumo de drogas durante el año 2014 por la Guardia Civil de Tráfico de Ourense dio positivo en alguna sustancia, lo que supuso la presentación de 246 denuncias por este motivo.

El teniente de la agrupación, Juan José López, ha participado este viernes en un dispositivo "operativo masivo" calificado de "alta visibilidad" instalado en la carretera nacional 525, de Ourense a Santiago, donde ha detallado a los medios de comunicación las recomendaciones y denuncias relativas a la conducción por la provincia.

A modo de balance de 2014, el teniente ha explicado que el año en las carreteras secundarias se saldó con 15.000 denuncias por exceso de velocidad, de las que destacó la de un conductor que circulaba a 227 kilómetros por hora por la autovía Rías Baixas A-52.

Además, registraron otras 2.000 denuncias por superar la tasa de alcohol permitida y 246 de conductores consumidores de drogas ilegales, entre las que 173 correspondieron al consumo de cannabis, 80 de cocaína y el resto a opiáceos, anfetaminas y metanfetaminas. "Nos sorprende el resultado de las pruebas de drogas, pues suponen que el 40 por ciento de las efectuadas son positivas", ha destacado el teniente.

En ese sentido, Juan José López ha destacado que durante el último año la DGT dotó de más medios a la agrupación provincial de Tráfico. Esto, unido a la formación que reciben para detectar los signos visibles de consumo de droga "podría influir en ese elevado número de consumidores al volante", ha reconocido el teniente, para quien es un dato "muy significativo".

El dispositivo "masivo" instalado en la tarde de este viernes, según ha explicado, fue uno más de los que con periodicidad variable se instalan en diferentes lugares de la provincia. El operativo contó con 15 efectivos, ocho vehículos, medidores de alcohol, analizadores de drogas y medidores de velocidad. "La DGT tiene como objetivo realizar el mismo volumen de controles de alcoholemia que pruebas de drogas", ha apuntado el teniente.

ALERTA PARA FIN DE SEMANA

López ha recomendado precaución a la hora de circular por la provincia, sobre todo en estos días dada la presencia de nieve en las calzadas y se ha referido al fin de semana para recordar que hay aviso de nieve por debajo de los 500 metros en la noche del domingo y la mañana del próximo lunes.

Las nevadas de este viernes provocaron dificultades en dos vías, en los altos de O Furriolo -entre Celanova y Vilar de Santos- y el alto do Vieiro -entre Celanova y Bande-.

PRIMER RADAR EN OURENSE

El teniente de la agrupación de Tráfico respondió a una pregunta sobre la instalación de radares para controlar la velocidad de los conductores en el casco urbano de Ourense. Según López, es la única ciudad gallega que no cuenta con ninguno y lo tendrá "en breve", dado que lo ha solicitado el ayuntamiento.

"En cuanto quede disponible uno de los dos que tenemos para atender peticiones municipales, se entregará y suponemos que se utilizará en una furgoneta que cedimos ya anteriormente al ayuntamiento", ha concretado.

LOS CICLISTAS SON VIDAS

Por otra parte, colectivos relacionados con el ciclismo y la DGT han dado a conocer una campaña que se desarrollará en la provincia de Ourense, impulsada por la fundación ADO Moure, para informar y formar a los conductores de vehículos sobre las normas de circulación en relación a usuarios de bicicletas y para animar a los ciclistas a utilizar, como herramienta disuasoria, sus cámaras de vídeo y fotográficas.

En rueda de prensa, el recién elegido presidente de la federación gallega de ciclistas, Juan Carlos Muñiz, el delegado de la DGT en Ourense, David Llorente, el presidente de la fundación deportiva ADO Moure, Carlos Moure, y representantes de varios colectivos ciclistas han explicado la importancia de transmitir "que sobre una bici no va un ciclista, sino una vida", ante el incremento constante de víctimas.

En este sentido, han animado a los usuarios a presentar denuncias voluntarias respaldadas por grabaciones de vídeo para disuadir a los conductores de comportamientos "antirreglamentarios", según Moure, como adelantar a un usuario de bicicleta sin dejar metro y medio de distancia respecto a él.

"Todos los ciclistas llevamos ya una cámara sobre el manillar para tomar imágenes durante las rutas y sólo se trata de aprovecharlas para denunciar esos comportamientos que costaron 79 vidas en toda España durante el año 2014", ha concretado el representante del colectivo Asciga, Juan Bautista Torrado.

El representante de Stop Accidentes, Benito Bouzada lamentó "tener que llegar a tomar estas medidas" pero "hay que parar ese incremento de víctimas", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies