Unos 70 ayuntamientos gallegos que tramitan su PGOM deberán cumplir criterios medioambientales para aprobar el plan

Actualizado 31/07/2006 16:14:54 CET

Medio Ambiente garantiza que los retrasos "serán mínimos" en la tramitación y promete ayudas económicas para acogerse a la nueva ley

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Unos 70 ayuntamientos gallegos que tramitan en la actualidad su Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) deberán cumplir la Lei de Avaliación Ambiental Estratéxica de plans e programas en Galicia, que entró en vigor el 29 de abril de 2006, y tendrán que presentar un informe de sostenibilidad, con el fin de que los recursos se empleen de manera estable, para que el documento urbanístico pueda ser aprobado.

A la nueva normativa deberán acogerse todos los ayuntamientos gallegos que tramiten planes y programas que no tengan la aprobación definitiva antes del 21 de julio de este año, según explicó hoy, en rueda de prensa, el conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, quien incidió en que los PGOM "estarán siempre sometidos a esto".

La ley incide en un desarrollo sostenible con el fin de alcanzar un "elevado nivel" de protección del medio ambiente y contribuir a la integración de los aspectos ambientales en la preparación y adopción de planes y programas, a través de la realización de una evaluación ambiental estratégica de los que puedan tener efectos "significativos" sobre el medio ambiente.

Vázquez reconoció que la adaptación a esta nueva ley "significa cierta turbulencia" para ciudades como Santiago, Vigo y Lugo, que están tramitando su PGOM. No obstante, subrayó que se trata de "un sistema de garantía para los ciudadanos" porque "garantiza mejores condiciones de vida y de futuro".

Así, el titular de Medio Ambiente incidió en que se trata de una normativa que se aplicará en colaboración con los ayuntamientos, para los que la Xunta dispondrá ayudas económicas. "Vamos a hacer ciudades más para vivir y garantizar el uso sostenible de los recursos que tiene cada localidad", aseveró.

SIN RETRASOS

La adaptación de todos los planes urbanísticos a lo que Vázquez definió como "nuevo modelo" supondrá la evaluación inicial por parte de la consellería de la situación en la que se encuentran los documentos en marcha.

Además, el conselleiro aseguró que la Administración gallega arbitrará medidas económicas para los ayuntamientos en función del estadio en el que se encuentre cada plan, que se materializarán en un convenio que en el mes de septiembre suscribirán Medio Ambiente y los municipios.

Vázquez explicó también que la aplicación de la normativa "no debería suponer retrasos" o, en caso de haberlos, apuntó que se procurará que "sean mínimos". "La voluntad es que no haya retrasos", subrayó. Sin embargo, matizó que el "problema principal" lo tendrán con los documentos de "grandes municipios" como Vigo, Santiago, Lugo y Oleiros.

El responsable de Medio Ambiente insistió en que la ley "no es para castigar a nadie, sino para ayudar a los ayuntamientos y ciudadanos". De este modo, puntualizó que se corresponde con un "mayor sistema de garantías".

PETICIÓN "RAZONABLE"

Por su parte, el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Xosé Crespo, mostró la voluntad de los ayuntamientos de colaborar con la Xunta en la aplicación de esta ley en la elaboración de los PGOM pero recordó que hay municipios "bastante agobiados" en materia urbanística.

Por ello, demandó ayudas económicas para la adaptación a la normativa y destacó que el conselleiro, por haber sido alcalde, "sabrá entender" que lo que piden los ayuntamientos "será razonable". "No tendrá ningún problema. Queremos cumplir la ley pero que nos eche una mano en el tema económico", reiteró Crespo y estimó que en septiembre se alcanzará "un buen acuerdo".

APLICACIÓN

Esta ley, que pretende dar garantías medioambientales y de seguridad, afecta a todos los programas y planes, así como a sus modificaciones que puedan tener efectivos significativos sobre el medio ambiente, de los ámbitos de la agricultura, energía, minería, industria, transporte, gestión de residuos y de recursos hídricos, ocupación del dominio público marítimo terrestre, telecomunicaciones, turismo, ordenación del territorio y uso de suelo.

Los organismos públicos que promuevan un plan o programa deberán comunicar su iniciación a Medio Ambiente, elaborar un informe de sostenibilidad ambiental, elaborar la memoria ambiental conjuntamente con la autoridad ambiental y considerar el informe de sostenibilidad ambiental, el resultado de las consultas y de la memoria ambiental en la toma de decisiones. Finalmente tendrán que hacer pública la información sobre la aprobación del programa.

Entre otras, según comentó Vázquez, en los informes de sostenibilidad de los PGOM deberán considerarse variables relacionadas con recursos y residuos, actividades económicas, integración social, medio natural, medio rural, medio urbano, rehabilitación y renovación urbana, movilidad sostenible, y vivienda.