El accidente de Angrois aceleró la muerte de la víctima 80

Publicado 20/04/2015 20:05:56CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un informe forense entregado al juzgado que instruye la causa por el accidente de un tren Alvia en Angrois, donde murieron 79 personas en julio de 2013, concluye que Antonio Casares Masas, una víctima que falleció días después del siniestro ferroviario vio "acelerado" el desenlace "fatal" de su enfermedad previa debido a las lesiones que le ocasionó el incidente.

El documento, trasladado a las partes y que recoge Europa Press, determina que "la muerte del paciente --que sufría leucemia-- no puede ligarse de forma directa a las lesiones sufridas en el accidente de tren ni a sus complicaciones".

"Sí cabe reconocer que el accidente de tren supuso un factor intercurrente en su proceso patológico, que, a través del deterioro de su estado general, agravó el mismo acelerando el desenlace fatal de su enfermedad previa", sentencia el documento, con sello del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga).

El abogado que representa a la familia del fallecido, que ha pedido su reconocimiento como víctima número 80 del siniestro, ha destacado este lunes en un comunicado de prensa que el informe "admite" la "tesis" de que su muerte fue "consecuencia de las heridas sufridas", si bien no pueden "ligarse de forma directa" el fallecimiento a las heridas.

"Sí cabe reconocer que supusieron un factor agravante de su enfermedad, y lo que es aún mas contundente, un catalizador de su muerte", ha sentenciado el letrado.

Entiende esta parte, y resalta que "así es intención de la familia", que en base a estas conclusiones observadas "se permitirá abrir la vía procesal necesaria, en orden al apuramiento de las responsabilidades penales y civiles que correspondan, por el fallecimiento de Don Antonio Casares Masas".