Los accidentes laborales caen un 21,3% entre enero y noviembre en Galicia, que registra siete muertos en el último mes

Actualizado 29/12/2009 20:21:49 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Galicia registró un total de 37.067 accidentes en jornada laboral entre enero y noviembre del ejercicio 2009, lo que representa un descenso de casi 21,3% en relación a los once primeros meses del año pasado, según los datos de la Consellería de Traballo, que señalan que el número de muertes en siniestros en el trabajo ascendió a siete el mes pasado.

En un comunicado, la Xunta indicó que la mayor caída de la siniestralidad se produjo en el sector de la industria, con 11.509 accidentes en los primeros 11 meses del año, lo que representa un 29,85 por ciento menos; mientras que la agricultura fue la que presentó un descenso más contenido, del 5,7 por ciento. En la construcción, el número de accidentes cayó un 25,66 por ciento; en los servicios un 12,7 por ciento y en la pesca un 7,5 por ciento.

Asimismo, Traballo explicó que en noviembre se registraron en la comunidad 3.548 accidentes, un 18,4 por ciento menos que en el mismo mes de 2008, cuando se produjeron 3.743 siniestros. Al respecto, el Gobierno gallego informó de que dicho descenso se concentró en las provincias de A Coruña, Lugo y Pontevedra, mientras Ourense presentó 20 accidentes más, lo que supone un incremento de 6,1 por ciento.

Según comunicó la Xunta, dicha disminución global --fueron 195 accidentes menos que el 2008-- se debe a la reducción de los siniestros leves, ya que el numero de los incidentes graves se mantiene --de los 53 registrados en el año pasado se pasó a los 52 de este año, lo que supone un 1,9 por ciento menos--. Por provincias, los siniestros graves disminuyeron en Lugo --cuatro accidentes menos (57,1 por ciento)-- y en Ourense, donde ocurrieron dos menos (50%).

ACCIDENTES GRAVES Y MORTALES

Por otro lado, en A Coruña se produjo el mismo numero de accidentes graves que en noviembre de 2008, y en Pontevedra se pasó de 24 a 29, lo que indica un incremento de 20,1%. En relación a los siniestros mortales en jornada laboral, éstos también disminuyeron en relación con el mismo mes del año anterior, al pasar de ocho a siete.

Por provincias, Ourense no registró ninguna muerte en accidente laboral, mientras que se produjeron dos fallecimientos en A Coruña, otros tantos en Lugo y tres en Pontevedra.

Cuatro de estas muertes tuvieron como causa un "infarto, derrame cerebral u otra patología"; otras dos ocurrieron por "golpe sobre o contra un objeto inmueble resultado de una caída del trabajador", y una por "choque con un objeto, vehículo o persona".