El acusado de intentar violar a su bebé en Betanzos (A Coruña) reconoce que poseía pornografía infantil

Actualizado 05/07/2017 14:19:21 CET

Fiscalía mantiene la pena de 15 años de cárcel, mientras la defensa solicita una condena máxima de cinco años de prisión

A CORUÑA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha mantenido este miércoles su petición inicial de 15 años de prisión para el hombre acusado de intentar violar a su hija de un año de edad en el área de Betanzos (A Coruña), después de que en el juicio, el acusado reconociese únicamente la posesión de material de pornografía.

La sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido el juicio contra este hombre, que permanece en la cárcel de manera provisional por esta causa, acusado de poseer pornografía infantil y de elaborarla utilizando para ello a su bebé, nacido en 2015, a quien trató presuntamente de violar.

En el juicio, celebrado a puerta cerrada al estar relacionado con menores, el hombre ha reconocido la posesión de material pornográfico, pero se ha negado a responder a preguntas vinculadas con su bebé, según han informado fuentes judiciales.

LOS HECHOS

La investigación arrancó en 2016, cuando la Policía de Madrid recibió documentación a través de la Embajada de los Estados Unidos procedente de una ONG de aquel país que acreditaba el envío desde el teléfono móvil del acusado de "fotografías con niños que participaban en conductas sexualmente explícitas", según apunta el escrito del Ministerio Público.

Durante el registro del domicilio, los investigadores localizaron conversaciones en su ordenador vinculadas al sexo con menores y encontraron numerosas fotografías "en los que aparecen menores de edad en actitudes sexuales". Entre esas fotografías, el fiscal cree que habría imágenes tomadas a la hija, a la que habría tratado de violar, siempre según el escrito de acusación.

Por estos hechos, la Fiscalía le pide 15 años de prisión, dos condenas de alejamiento de la víctima, siete años de libertad vigilada, la privación de la patria potestad de su actual y futura descendencia.

Sin embargo, frente a la pena solicitada por la Fiscalía, la defensa pide una pena máxima de cinco años de prisión por la posesión de material pornográfico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies