El AVE A Coruña-Vigo circulará los primeros meses sin ERTMS

Tren Alvia
Foto: RENFE
Actualizado 07/04/2015 14:52:13 CET

El plazo máximo de las pruebas de validación y puesta en servicio será de seis meses y el de ejecución de obras de 12 meses

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Adif ha sacado a licitación el contrato para la implantación del sistema de protección del tren ERTMS en el Eje Atlántico, que comprende los tramos Vigo-Santiago y Compostela-A Coruña por unos 68,7 millones de euros.

   Según publica este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE), el contrato incluye, por una parte, el proyecto constructivo para la implantación del sistema de protección del tren ERTMS centralizado distribuido en el Eje Atlántico en el tramo Vigo-Santiago de Compostela y, por la otra, el proyecto constructivo para la implantación del sistema de protección del tren ERTMS centralizado distribuido en el Eje Atlántico en el tramo Compostela-A Coruña.

   El objetivo del contrato, según el anuncio de Adif recogido en el BOE, tiene un plazo máximo de ejecución de las obras de 12 meses y un plazo máximo de pruebas de validación y puesta en servicio de seis meses, mientras que el mantenimiento se otorga por 20 años.

   La tramitación de la licitación del contrato de este sistema de control de velocidad es ordinaria y el procedimiento abierto. El importe total del contrato asciende a 68.720.079,76 euros.

   La fecha límite de presentación de solicitudes de participación será hasta las 12,00 horas del 1 de junio de 2015 en la Subdirección de Contratación de la Dirección de Compras y Contratación. La apertura de ofertas tendrá lugar el 2 de julio a las 10,30 horas.

CARACTERÍSTICAS

   El ERTMS (Sistema Europeo de Gestión del Tráfico) es un sistema de mando y control de trenes que fue adoptado por la Unión Europea para equiparar todas las nuevas líneas que se construyan en los países que la componen, según explica Adif.

   El objetivo es que la señalización y las comunicaciones entre vía y equipos de a bordo sean compatibles en toda Europa y se posibilite la interoperabilidad de las circulaciones ferroviarias entre los diversos Estados de la Unión Europea.

   El ERTMS aporta datos sobre la velocidad máxima en cada punto o distancia hasta la próxima baliza, así como el cálculo y la supervisión de la velocidad de circulación del tren en cada momento.

   La oposición había alertado de las deficiencias en materia de seguridad en el Eje Atlántico a raíz del accidente del tren Alvia, que carecía de este sistema, ocurrido en la curva de Angrois, en Santiago, el 24 de julio de 2013, en el que fallecieron 79 personas y más de un centenar habían resultado heridas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies