Adif prosigue con los trabajos para restablecer el servicio ferroviario entre Ourense y Vigo tras los daños por lluvias

Publicado 15/03/2018 11:42:54CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Adif continúa con los trabajos para el restablecimiento del servicio ferroviario entre Ourense y Vigo, interrumpido desde el pasado lunes a causa de una deformación de la vía entre Arbo y Frieira --en la provincia de Pontevedra--, motivada por el temporal de fuertes vientos y lluvias.

   Según ha informado Adif, desde los primeros momentos, el personal de mantenimiento de la infraestructura "realizó estudios topográficos y geológicos con el fin de llegar a la mejor solución para resolver la incidencia".

   De este modo se decidió "acometer la ejecución de un muro-escollera, formado por bloques de granito, que permita la reconstrucción paralela del terraplén afectado", concreta Adif.

   "A pesar de que el personal de Adif trabaja las 24 horas del día para que pueda restablecerse cuanto antes el servicio ferroviario en este tramo, los trabajos son complicados porque el traslado de la maquinaria y los materiales hasta el lugar de la incidencia se deben efectuar por la propia vía férrea, desde una zona de acopio de materiales situada a 3 kilómetros, sin posibilidad de acceder por otro medio o zona más cercana", explica.

   Una vez reconstruido el terraplén afectado se realizarán las labores de restablecimiento de la geometría de la vía. Así, Adif estima que los trabajos de reparación "podrían prolongarse hasta finales de la próxima semana, en virtud de las condiciones climatológicas, que siguen siendo adversas, y las dificultades de la zona que ralentizan las tareas de reparación", puntualiza.

   La incidencia se produjo por las fuertes lluvias que provocaron un socavón de una longitud aproximada de 30 metros a lo largo del trazado ferroviario. "El daño se vio agravado al producirse en una zona sin vegetación, afectada por incendios, que aumentó el efecto de escorrentía de las aguas", ha concretado.

   Por ello, Renfe ha establecido un Plan Alternativo de Transporte para los trenes afectados por la incidencia. Por este motivo, algunos realizarán parte de su recorrido por carretera y, en otros casos, pueden ver modificado su itinerario.