El alcalde rebelde del PSOE no dimite de la Diputación de Lugo

Manuel Martínez, diputado de la Diputación de Lugo y alcalde de Becerreá
Foto: DIPUTACIÓN DE LUGO
Actualizado 25/06/2015 18:43:05 CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Becerreá, el socialista Manuel Martínez, ha sostenido este jueves que no renunciará a su escaño en la Diputación de Lugo pese a haber dejado la institución en manos del PP al negarse a apoyar al candidato elegido por su partido para presidirla.

   Así lo ha asegurado en una comparecencia ante los medios un día después de negarse a votar en favor del regidor de A Pontenova, Darío Campos, el elegido por el PSdeG para el cargo después de que el BNG vetase su elección por estar imputado por un supuesto delito de malversación de fondos en unas obras públicas. "Una imputación de mierda", según la ha calificado él mismo.

   En este escenario, y tras dejar claro que tampoco abandonará las filas socialistas 'motu proprio', ha reprochado a los nacionalistas que se enrocasen como "talibanes yihadistas" contra su designación.

   Además, ha negado que su decisión de votarse a sí mismo en primera vuelta y en blanco en la segunda, con lo que los votos de socialistas y nacionalistas sumaban los mismos 12 que los del PP, guardase relación con un pacto con la formación que en Galicia lidera Alberto Núñez Feijóo. "¡Que me registren!", ha exclamado, para rechazar la existencia de "conversaciones" previas con este partido.